Eres un mago, estás en plena actuación, pero algo no va bien: de repente se abre un portal dimensional y acabas perdido en un mundo extraño.

No estás solo en ese mundo, hay otros en forma de espíritus que debes guiar hasta la salida de cada nivel.

Para cumplir tu misión cuentas con misteriosos poderes, como la facultad para convertirte en un ser etéreo capaz de dominar los vientos y moverte por ellos.

Otro de los poderes principales es el de convertirte en un monstruo duro y pesado como la piedra capaz de romper las rocas.

Prepara la chistera y la varita, tienes trabajo.