Un juego de lo más sencillo: tan sólo hay que lanzar la pelota contra las torres de cajas para echarlas abajo y que caigan por algún precipicio.

Con el ratón, haciendo click izquierdo, cogemos la pelota, le damos fuerza arrastrándolo y soltamos.

Poco a poco van apareciendo nuevos elementos, como portales dimensionales interconectados.