E3
Fotografía del E3 2006. ARCHIVO

La industria del videojuego se prepara para su feria anual pero en un formato más pequeño y amable, que hace que muchos aficionados sientan nostalgia del caos generalizado de antaño.

La feria que comenzará el próximo martes 10 de julio, conocida como E3, carecerá este año de las modelos escasamente vestidas que acaparaban los flashes del público, principalmente masculino (el año pasado aún hubo atractivas azafatas, aunque iban más vestidas que en ediciones anteriores).

Pero las modelos no son las únicas excluidas. La feria ha reducido el número de asistentes en un 95%, desde los 60.000 a los 3.000 de este año.

Las anteriores E3 se celebraban en el Centro de Convenciones de Los Angeles, donde una extravagancia de luces, sonido y marketing lo convertían en un gran evento para los medios.

Se había convertido en algo inmanejable, había personas que entraban sin pagar, los pases de acceso se subastaban en internet y se arremolinaban una lista de famosos de segunda fila.

El ambiente de circo obligaba a introducir un cambio, según la Entertainment Software Association (ESA), el grupo de la industria que organiza el evento.

Este reducción supondrá un cambio radical respecto a ediciones como la del año 2006, que levantó una gran expectación debido a la presentación oficial de la Wii y la PlayStation 3, que dio comienzo a la guerra de las nuevas consolas.

MÁS DISPERSO

La conferencia de este año se celebrará en numerosos recintos, entre ellos suites de hotel, un instituto e incluso el hangar de un aeropuerto privado.

Los asistentes de este año van a ser personas con las que de verdad quieres hablar

"Realmente queremos centrarnos en la calidad de los individuos que acuden y maximizar el tiempo de los ejecutivos", dijo el portavoz de ESA Dan Hewitt.

"Los asistentes de este año van a ser personas con las que de verdad quieres hablar", señaló.

Pero algunos asistentes se preguntan si E3 puede mantener su reputación como el mayor acontecimiento de la industria de 30.000 millones de dólares sin el apoyo amateur que impulsó su perfil en el pasado.

"Personalmente, me decepcionó mucho el cambio", dijo Ricardo Torres de la web de noticias sobre juegos Gamespot.com.

"Antes de trabajar en la industria del videojuego, me colaba en la E3. Era una especie de rito de iniciación", dijo Torres que añadió que su portal obtuvo 10 pases este año frente a los 100 del 2006.

Muchos sitios más pequeños y blogs lo tienen peor.

"Hay un nivel completo de bloggers que no superaron el corte", dijo Brian Crecente, editor de Kogtaku.com, parte del imperio blogger Gawker.