Oculus Rift S
Oculus Rift S. OCULUS

Uno de los grandes actores del mundo de hoy es Facebook. Lo es a casi todos los efectos, tal es su influencia y poder. La red social creada por Mark Zuckerberg, dueña de Whatsapp e Instagram, acaba de anunciar que también quiere ser el dinero que nos gastamos.

Libra es la nueva criptomoneda lanzada por Facebook y otros 27 "miembros fundadores", entre ellos Visa, Mastercard, Vodafone, PayPal, eBay, Spotify o Uber. Pretende ser usada tanto en transacciones entre particulares como en compras en establecimientos, y estará integrada en WhatsApp y Messenger a partir de 2020.

Pero Facebook quiere más. El negocio de los videojuegos, que no deja de crecer dejando pequeños los del cine o la música, es un nicho deseable para cualquier empresa. Por dinero no será: ¿está pensando Facebook en comprar un estudio de videojuegos?

Según cuenta IGN, Facebook está desarrollando un plan para entrar en el sector de los videojuegos. El propio Zuckerberg y Jason Rubin, exjefe de contenido de Oculus, estarían diseñando la estrategia.

En ese sentido, Facebook pretende la compra de estudios de desarrollo de videojuegos que se dediquen a crear títulos para los dispositivos Oculus, empresa que compró en 2014. IGN no concreta el nombre de ninguno de los estudios que interesan a la operación.

Pero entre tanto, dado que Oculus es la piedra base de la iniciativa, Zuckerberg y Rubin estarían intentando que algunos de los títulos franquiciados más famosos del mercado tengan versión para Oculus, sus gafas de realidad virtual, siempre según lo que se publica.

Facebook ya tiene un acuerdo de ese tipo con Respawn Entertainment y podría haber cerrado otro con Ubisoft. De ese modo, habría versiones para Oculus VR de Splinter Cell o Assassin’s Creed.