Wii Smile
El dentista quiso beneficiarse del éxito de la Wii.

La obsesión de las empresas por salvaguardar sus logotipos e imágenes de marca produce en ocasiones situaciones extremadamente ridículas. En Suecia se ha producido uno de esos casos. ¿Los protagonistas? Nintendo y un dentista.

En 2007, el doctor Christer Wihlborg decidió abrir, junto a un compañero, una clínica dental. A Wihlborg se le ocurrió que una buena forma de hacer atractivo su negocio, sobre todo de cara a los niños (que suelen tener un gran miedo al dentista), era llamarlo Wii Smile.

El dentista tendrá que cambiar el nombre a su clínica

El nombre hacía clara referencia a la consola Wii, que comenzaba a causar furor en todo el mundo. La tipografía utilizada para el logotipo era además muy informal, muy infantil.

El caso es que Nintendo (compañía creadora de la Wii) se enteró de la existencia de esta clínica y se dirigió al doctor amenazándole con demandarle en caso de que no cambiase el nombre del negocio. Wihlborg se ha defendido argumentando que el nombre no hace referencia a la consola sino al comienzo de su apellido. La segunda "i" de "Wii" la justificaba con el hecho de que eran dos socios en la clínica.

La excusa no ha servido de nada. Nintendo tiene registrado el nombre "Wii" desde 2006, lo que conlleva que ninguna otra empresa pueda utilizarlo con fines comerciales. Por este motivo, el doctor Christer Wihlborg tendrá que cambiarle el nombre a su clínica.