Ethereum
Representación de la moneda virtual Ethereum. CLIPSET

Las criptomonedas son el futuro... y para muchos ya el presente. La industria de los videojuegos también lo sabe. Hace no mucho Atari se metió en este mercado con la creación del Atari Token. Y ahora TriForce Tokens, la criptomoneda basada en Ethereum, busca ser la solución a varios problemas de esta industria.

Sus creadores aseguran que su divisa ofrecerá un nuevo modelo de monetización para desarrolladores con el cual recibirán una mayor cantidad del dinero que los jugadores invierten en sus juegos. Además, defienden que los TriForce Tokens ayudarán a que los desarrolladores detecten el uso de piratería.

La preventa de los Force Tokens ya se ha iniciado y finaliza el 6 de marzo. Hay 2.000 millones de Force Tokens, de los que 1.500 millones están disponibles y se eliminarán todos los tokens que no se vendan una vez acabada la venta general. Todo aquel que compre esta criptomoneda en la preventa recibirá un descuento dependiendo de la cantidad que adquiera.

El equipo que ha creado los Force Tokens espera que el primer título multijugador que aproveche las virtudes de esta criptmoneda llegue en 2019. Los Force Tokens podrán utilizarse para adquirir contenido dentro del juego o cambiarlo en cualquier momento por moneda "normal". También se ofrece una aplicación desde la cual los jugadores podrán vender y comprar objetos por medio de transacciones de estas monedas.

TriForce Tokens planea crear un sistema que premie a los jugadores que ayuden a crear una mejor comunidad. Los jugadores podrán recompensar con Force Tokens a quienes les ayuden en una partida. Las transacciones aparecerán en su perfil como un tipo de reconocimiento que, además, desalentará las conductas tóxicas.