Casco
El casco EPOC permite mover objetos virtuales con la mente, según aseguran sus creadores. EMOTIV SYSTEMS
El mando de la Wii proponía una manera original de jugar a los videojuegos, ahora un nuevo invento pretende que el jugador desplace su personaje en un juego sólo con pensarlo o que haga desaparecer un objeto de la pantalla únicamente imaginando que ya no está ahí.

Parece ciencia ficción, pero se trata del EPOC, un casco que llegará a las tiendas de EE UU a finales de este año y que, según sus creadores, revolucionará el sector de los videojuegos y tendrá importantes aplicaciones en áreas como la defensa o la medicina.

Casco Epoc.Desarrollado por Emotiv Systems, una firma australiana con parte de sus oficinas en San Francisco, EPOC es capaz de leer los impulsos eléctricos cerebrales y transformarlos en movimientos del cursor. Sus creadores han adelantado que costará 299 dólares (unos 200 euros) y estará disponible en EE UU "en los próximos meses", aunque aún se desconoce si Emotiv lo distribuirá en solitario o en cooperación con alguna compañía de videojuegos.

"Va a cambiar el entretenimiento electrónico haciendo posible que los juegos sean controlados e influenciados por la mente del jugador", dijo Tan Le, presidenta y cofundadora de Emotiv.

El casco es capaz también de detectar más de 30 expresiones faciales y emociones del usuario. El resultado es que el jugador puede realizar acciones básicas como mover o hacer desaparecer objetos en la pantalla sólo con imaginar estas acciones. Además, EPOC es capaz de analizar el estado de ánimo del usuario y, por ejemplo, aumentar la dificultad del juego si detecta que está aburrido.

En un futuro, la capacidad de EPOC para interpretar las expresiones faciales también podrá aplicarse a los videojuegos, afirman en Emotiv. Así, por ejemplo, el jugador sólo tendrá que sonreír para hacer sonreír a su avatar -personaje que representa al usuario- en Second Life en lugar de teclear esta acción.

Aunque los responsables aseguran que el invento "ha sido probado con cientos de personas y siempre ha funcionado", algunos aseguran que es excesivamente impreciso: