Stranglehold
Stranglehold. MIDWAY

El videojuego Stranglehold, del cineasta John Woo, no tiene ni más ni menos violencia que cualquiera de las películas del citado director. Sin embargo, uno de los anuncios televisivos del juego ha sido retirado en Reino Unido por considerarse demasiado violento.

Algunos televidentes se quejaron de que el anuncio exaltaba la violencia

El organismo británico encargado de regular la publicidad, la Advertising Standards Authority (ASA), ha decidido ordenar la retirada del anuncio televisivo tras las quejas de varios televidentes, según informan en Gaming Today.

El anuncio mostraba un tiroteo con una voz en off diciendo: "El honor es su código. La venganza es su misión. La violencia es su única opción". Una narración que, al parecer, era demasiado para al menos dos televidentes que dirigieron sus quejas a la ASA argumentando que el anuncio glorificaba la violencia y el uso de armas de fuego.

El organismo regulador ha justificado su decisión explicando que "consideramos que el anuncio puede interpretarse como una exaltación de la violencia. Puesto que el problema no puede solucionarse cambiando el horario de emisión del anuncio (hasta el momento se emitía a última hora de la tarde), creemos que la mejor opción es eliminarlo por completo".

Este no es el primer caso ni será el último en el que una campaña publicitaria relacionada con los videojuegos genera cierta polémica. Con el lanzamiento del modelo blanco de la consola PSP, Sony se vio obligada a retirar una campaña que fue acusada de racista.