El hilo que habla sobre la posible adicción a los videojuegos gratuitos de móviles: "A diario sentía la presión de gastar dinero real"

Archivo - Imagen de archivo de un teléfono móvil
Archivo - Imagen de archivo de un teléfono móvil
EUROPA PRESS - Archivo

En una sencilla búsqueda en Google Play o App Store, cualquier usuario puede encontrar numerosos juegos gratuitos para el móvil. Este amplio catálogo contrasta enormemente con lo que se puede encontrar en cualquier consola, pero el motivo es evidente: suelen ser títulos con micropagos.

Comúnmente free to play o pay to win, estos juegos ofrecen una experiencia en la que, para avanzar rápidamente en la historia hay que pagar con dinero real. De no hacerlo, el usuario se verá obligado a tener un progreso más lento y para el que necesitará una dedicación mucho mayor.

Y ambas opciones suelen ser polémicas, pues pueden hacer que te enganches. Así lo ha contado Kryptoniano, un tuitero que, según su testimonio, ha "dedicado 5 años" de su vida a dos juegos de móviles.

"He decidido contar mi experiencia con una droga, socialmente aceptada pero muy dañina, que está al alcance de todos, menores incluidos", revela este usuario, que trabajaba como abogado, sobre los juegos con micropagos. "A los pocos meses, me di cuenta de que tenía adicción, y que los (no tan micro)pagos, lejos de ser una opción, terminan siendo el auténtico aliciente".

Tal y como contó, para los que no suelen pagar, es "un esfuerzo insufrible" jugar, pues la recolección de objetos, monedas y demás recursos se convierte en "un trabajo más que un hobby".

Una vez conseguidos los elementos suficientes, se utilizan para comprar en las tiendas internas, que no requieren dinero real, y con eso se "mitiga el 'mono'". "Eso provoca que todos los días estés sometido a la presión de gastar dinero real, o aguantarte las ganas. Es como dejar de fumar y desayunar, comer y cenar con fumadores todos los días".

Además, Kryptoniano describe al juego como "un falso amigo", pues "genera momentos de diversión" y te ayuda a contactar con una comunidad, "compañeros de la droga" que "dificultan tu huida".

"El juego busca fidelizarte para que entres varias veces cada día. No quiere que te des un atracón a jugar cuando mejor te venga; la energía para jugar te la dosifica, te da una pequeña dosis cada cierto número de horas. Lo tiene todo estudiado", señala.

Finalmente, sostiene que se siente orgulloso de "haber gastado menos dinero" de lo que le pedía el cuerpo, pero se avergüenza de "haber gastado más" de lo que él quería.

"Como toda adicción, no todo el mundo lo afronta igual, pero enfrentarse a ella es una ruleta", añade y, después, sentencia que el juego "no quiere que te diviertas, sino que sientas compulsión por gastar", y "pensar lo contrario es engañarse".

Sin embargo, para terminar su hilo viral que ya acumula cientos de likes, recalca que esa es su experiencia personal y solo la quería contar por si sirve de ayuda a alguien. "Desde que abandoné esos juegos, ha desaparecido una nube negra de mi cerebro, y la vida me sabe mejor", concluye. "Si estás en esa situación, no lo dudes, y ¡huye! Y, si hace falta, recurre a un psicólogo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento