'Technosports' o cómo combinar la realidad aumentada con los 'eSports'

Tower Tag, un ejemplo de la combinación de los 'eSports' con la realidad aumentada.
Tower Tag, un ejemplo de la combinación de los 'eSports' con la realidad aumentada.
TOWER TAG

Los eSports se han convertido en un fenómeno internacional con un seguimiento que poco tiene que envidiar a los deportes tradicionales. El año pasado, el sector alcanzó 1.100 millones de dólares de ingresos mundiales (un 26,7% más que en 2018) y cerró con una audiencia mundial de 453,8 millones, según estimaciones de la consultora Newzoo.

Por ejemplo, la Fortnite World Cup tuvo 2,3 millones de espectadores en YouTube y Twitch. Según datos de Epic Games, cerca de 40 millones de jugadores de Fortnite, de más de 200 países, participaron en las diferentes etapas del torneo.

Demos un paso más. ¿Qué ocurre si combinamos los eSports con la realidad aumentada? Pues tenemos los technosports, que buscan convertir un juego de realidad aumentada en un deporte.

Lo que tenemos es un producto aún más espectacular que una competición de eSports, porque además de proporcionar una capa virtual a lo que rodea al jugador, tiene la virtud de hacer que lo que se ve a través de los cascos sea todavía más real.

Hado cumple cuatro años de competiciones

Existen ya competiciones que incluyen la realidad aumentada. Es el caso de Tower Tag, una competición de supervivencia basada en los videojuegos de shooting en la que participan 144 personas al día y solo gana una.

Otra es Red Helmet, un juego cooperativo para equipos de hasta cinco personas que deberán colaborar para vencer los monstruos que irán apareciendo. Ya está presente en España. Pero acaso la competición más importante que combina eSports y realidad aumentada sea Hado.

Este technosport  celebra sus competiciones desde 2016. Desde entonces no ha hecho sino crecer y más desde que en 2019 se convirtió en miembro de la Unión de Deportes Electrónicos en Japón.

La ventaja de Hado es que los jugadores no tienen limitación de movilidad, ya no hay cables enganchados ni nada por el estilo. Cada uno dispara bolas de energía con sus propias manos, se defiende de los ataques con un escudo y esquiva las bolas con su propio movimiento. Es como jugar al balón prisionero pero con la diferencia de que todo lo que se ve es virtual.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento