'Death Stranding', un videojuego de autor que no se parece a otro que hayas jugado

Imagen del videojuego 'Death Stranding'.
Imagen del videojuego 'Death Stranding'.
HOBBY CONSOLAS

Death Stranding ha sido uno de los lanzamiento más esperados de 2019. La criatura de Hideo Kojima llegó en noviembre a PS4 y lo hará para PC en verano de 2020. Es el primer título de su estudio propio tras su marcha de Konami.

Estos días la noticia fue que se quedó fuera de la lista de mejores videojuegos del año. Al menos la que elabora Metacritic. El ránking, que recoge los 15 títulos que mejor nota lograron en el análisis de los medios, coloca a Resident Evil 2 como el mejor, con un 93 sobre 100. Death Stranding, con 83, no entró entre los 15 primeros.

Tal vez muchos (también entre la prensa especializada) no han entendido el videojuego. En IMDb recibe actualmente una media alta de 9,2. En Metacritic, como decíamos, se mueve entre el 83 sobre 100 y el 5,1 sobre 10 que le dan los usuarios.

Death Stranding no se parece a ningún título que hayamos jugado. Es un ejemplo de videojuego de autor, en el que el jugador debe aceptar esto para descubrir y entender la propuesta. No es acelerado; al contrario, su ritmo es lento. El juego de Kojima premia la paciencia y el conocimiento acumulado.

Kojima: "En EE UU no gusta... prefieren los 'shooters' en primera persona"

Tal vez por eso no gusta en Estados Unidos. El propio Kojima, creador de la saga Metal Gear, ha comentado al portal italiano TGCOM 24 que allí prefieren los shooters en primera persona.

Death Stranding funciona como un alegato idealista a favor de la cooperación y de la unión entre países y entre personas por el bien común. En su mecánica trata de tender puentes para unir a las ciudades humanas y reconstruir el país tras la catástrofe en que se ambienta (strand significa hilo o cadena en inglés).

Esta especie de remix de la obra y vida de Kojima narra una historia profunda con un sistema social que genera sin duda experiencias interesantes. Para muchos, ya se ha dicho, será demasiado lento, como falto de ritmo, especialmente al principio; como si la historia tardará demasiado en despegar.

Paa salir de dudas, lo mejor es jugarlo (de momento en PS4 y el año que viene en PC). Y si tenemos claro que Kojima no es lo nuestro, siempre podemos jugar Man Standing, un título de Alfina Gamers que imita y parodia Death Stranding.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento