Logo del sitio

Ruta de cinco días por las legendarias montañas suizas: pueblos con encanto, lagos y naturaleza

Grindelwald.
Grindelwald.
Maryna Patzen / iStock

La mayor parte del territorio de Suiza lo ocupa la impresionante cordillera de los Alpes y sus bellos paisajes naturales. En un recorrido por las montañas suizas descubrimos increíbles pueblos a alturas de infarto, cataratas y lagos de aguas azules, bonitos y frondosos valles, y como no, muchísimas pistas de esquí.

De Zermatt a Grimentz

Empezamos nuestra ruta en Zermatt, una preciosa población a 1.620 metros de altura bajo los pies del imponente monte Matterhorn, famoso por ser la imagen de la mítica chocolatina Toblerone. Además, es el lugar perfecto para los amantes de los deportes de invierno gracias a sus pistas de esquí y de hielo.

Pueblo de Zermatt.
Pueblo de Zermatt.
Andrey Omelyanchuk / iStock

Continuamos hacia el norte hasta llegar a Grimentz, un pueblecito de casas de madera decoradas con geranios de un intenso color rojo construidas en la ladera de la montaña. Además, destaca también por sus bodegas donde madura un delicioso vino blanco, una especialidad de los antiguos campesinos nómadas.

De Grimentz a Spiez

Durante el segundo día, llegamos a Kandersteg, donde disfrutar de unas increíbles vistas del monte Blümlisalp. En invierno se pueden hacer actividades como esquí de fondo a lo largo del valle, mientras que en verano, las mejores opciones son las excursiones por los maravillosos paisajes del lago Oeschinensee

Lago Oeschinen.
Lago Oeschinen.
Dominic Kurz / iStock

La siguiente parada es Spiez, enclavada entre las montañas y el lago de Thun. Es imprescindible visitar su castillo medieval, además de hacer alguna ruta en barco por el lago.

De Spiez a Interlaken

Interlaken.
Interlaken.
lucentius / iStock

Justo en medio de los lagos de Thun y de Brienz, encontramos la comuna de Interlaken, dominada por los montes Eiger, Mönch y Jungfrau. Es un importante centro turístico muy cercano a diferentes pistas de esquí, donde también podemos hacer excursiones de senderismo, recorridos en un histórico barco de vapor o visitar las cataratas del Giessbach.

De Interlaken a Lauterbrunnen

Lauterbrunnen.
Lauterbrunnen.
PAVEL KHILIUTA / iStock

Muy cerca de Interlaken podemos visitar tres pueblecitos cada uno más bello que el anterior. Se trata de Wengen, una idílica aldea a los pies de la montaña Jungfrau; Grindelwald, ubicado en una bella hondonada de un valle, y Lauterbrunnen, con sus 72 cataratas.

De Lauterbrunnen a Coira

Coira.
Coira.
Orietta Gaspari / iStock

Llegamos al último día de la ruta y nos desplazamos hasta Bad Ragaz, a los pies de la montaña Pizol. Este destino es famoso por sus aguas medicinales que brotan a una temperatura de 37 grado que pueden disfrutarse en sus balnearios. Por último, terminamos en Coira, la ciudad más antigua de los Alpes.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento