Logo del sitio

Bienvenidos a la iglesia favorita de los 'skaters'

El arte clásico y el contemporáneo se funden en la iglesia skate de Asturias.
El arte clásico y el contemporáneo se funden en la iglesia skate de Asturias.
inkandmovement.com

No importa dónde estés o lo que hagas, lo que importan son tus metas. Esta es la filosofía que mana de Kaos Star, una de las obras más representativas del artista urbano Okuda San Miguel, que con sus ya célebres figuras fragmentadas en formas geométricas y con fuerte policromía ha realizado por todo el mundo murales e intervenido edificios y monumentos, tal y como ocurrió en 2020 con el faro de Ajo, en Cantabria, su tierra natal. De su famosa estrella, que en realidad es una rosa de los vientos, nació la inspiración para dar vida y color a un lugar único en el mundo, una antigua iglesia asturiana, construida en 1912, transformada en lugar de culto para los skaters.

Una antigua iglesia asturiana de 1912 se ha transformado en lugar de culto para los skaters.
Una antigua iglesia asturiana de 1912 se ha transformado en lugar de culto para los skaters.
inkandmovement.com

Un pasado de abandono

En Llanera, en Asturias, a medio camino entre Oviedo y Gijón, el conocido como Kaos Temple ocupa el templo, hoy desacralizado, que formaba parte del complejo que sirvió en su día para alojar y dar servicio a los trabajadores de la fábrica de explosivos Santa Bárbara. Tras el fin de la Guerra Civil, la empresa cerró y sus instalaciones quedaron sumidas en el abandono total hasta que, con el paso de los años, fueron derruidas para construir sobre ellas un polígono industrial, el de Asipo. Solo la iglesia se mantuvo siempre en pie.

La espectacular pista se extiende a lo largo y ancho de la nave principal, lo que permite una gran amplitud para las acrobacias

En 2007, un empresario de Oviedo, Ernesto Fernández, decidió comprarla para convertirla en sala polivalente, donde se pudieran realizar actividades culturales. La crisis económica dejó aparcado el proyecto. Pero tuvo otra idea: en vez de dejarlo vacío, pensó en montar en su interior, con la ayuda de unos amigos, unas rampas para patinar y practicar skate sin tener que estar pendiente de la habitual lluvia. Así nació la Church Brigade, el colectivo encargado de construir y mantenerlo todo. ¡Puro DIY! Y mucha adrenalina: la espectacular pista se extiende a lo largo y ancho de la nave principal, lo que permite una gran amplitud para las acrobacias.

En 2007 un empresario de Oviedo, Ernesto Fernández, compró la iglesia para convertirla en sala polivalente.
El artista Okuda ha conseguido crear una atmósfera casi surrealista.
inkandmovement.com

Un presente de color

Ya era todo un destino skate cuando, a finales de 2014, Okuda San Miguel lo descubrió. Quedó maravillado, no solo por la curiosa reconversión del edificio, sino también por la espiritualidad que lo rodeaba. Supo entonces que tenía que formar parte de ese lugar, algo que pudo hacer gracias a una campaña de crowdfunding. En noviembre de 2015 inició el pintado de la iglesia, que fue reabierta al público el 10 de diciembre con la presencia del patinador profesional Danny León.

El artista Okuda ha conseguido crear una atmósfera casi surrealista.
En 2007 un empresario de Oviedo, Ernesto Fernández, compró la iglesia para convertirla en sala polivalente.
inkandmovement.com

El arte más clásico y el arte contemporáneo se funden hoy en la iglesia skate, con los muros y bóveda impregnados por los colores de Okuda, que ha conseguido crear una atmósfera casi surrealista que encaja a la perfección con el sonido de las ruedas de las tablas al caer sobre la rampa. Las ventanas altas del templo dejan pasar la luz, que permite que brillen de forma especial las figuras geométricas de colores (verde, amarillo, rosa, azul) utilizadas para cubrir cada rincón. Un paraíso deportivo abstracto pero muy real. laiglesiaskate.com

Mostrar comentarios

Códigos Descuento