Logo del sitio

Hungría, los mejores balnearios del país con más de mil fuentes termales

Vista aérea de las 21 piscinas del balneario Széchenyi de Budapest.
Vista aérea del balneario Széchenyi de Budapest, con 21 piscinas dentro y fuera.
visithungary.com

Hungría no tiene salida al mar, pero tiene al Danubio y casi 1.500 manantiales de agua termal que producen más de 270 tipos diferentes de aguas minerales y medicinales. Ello ha propiciado una profusión de balnearios que proporcionan a su población recursos naturales curativos e infinitos tratamientos de salud y bienestar. Por eso el país magiar es, por mérito propio, uno de los principales destinos del turismo sanitario, terapéutico y de balneario.

Los casi 1.500 manantiales de agua termal que hay en Hungría producen más de 270 tipos diferentes de aguas minerales y medicinales 
El famoso balneario Gellért de Budapest ha sido escenario de muchas películas.
El famoso balneario Gellért de Budapest ha sido escenario de muchas películas.
visithungary.com

Budapest, la capital de balnearios

Además de su belleza y ubicación partida en dos (Buda y Pest) por el Danubio, la capital húngara, Budapest, es la la ciudad del mundo con más balnearios termales por metro cuadrado. En otros lugares se pasea y se juega al ajedrez en los parques; en Budapest se hace la vida cotidiana y también se juega al ajedrez en las piscinas termales, dentro, en remojo. Más de 2.000 años de cultura balnearia han dado vida a una red de manantiales de agua que, además de proporcionar tratamientos terapéuticos, algunos de ellos se enmarcan en verdaderas obras de arte de la arquitectura. Ir a bañarse es parecido a visitar un museo.

El balneario Gellért de Budapest es uno de los ejemplos más destacados del Art Nouveau húngaro por las coloridas porcelanas Zsolnay que lo adornan

Uno de los más reconocidos es el balneario Széchenyi. Conocido por los lugareños como “Sechka” y con un total de 21 piscinas, el balneario se caracteriza por tener una composición química de su agua termal muy similar a la del Nilo, aunque muchos lo conocerán por las mundialmente famosas partidas de ajedrez que juegan en su piscina al aire libre.

Otro de los más reconocidos es el balneario Gellért, a los pies de las Colinas de Buda. Este balneario es uno de los ejemplos más destacados del Art Nouveau húngaro por las coloridas porcelanas Zsolnay que adornan las paredes de la sección termal o los espléndidos estampados de János Arany, que cobran vida en los vitrales de su salón. Además, ha sido escenarios de varias películas de éxito y celebridades como Ryan Gosling no han podido evitar sumergirse en sus aguas.

Aunque si lo que se busca es revivir la atmósfera de los tradicionales baños turcos, el Baño Veli Bej, del siglo XVI y el Balneario Rudas, de casi 450 años de antiguedad, son el refugio perfecto para aquellos que se detienen por un momento y buscan un oasis de paz en la bulliciosa Budapest.

El balneario Széchenyi tiene una composición química de su agua termal similar a la del Nilo.
El balneario Széchenyi tiene una composición química de su agua termal similar a la del Nilo.
visithungary.com

Recursos naturales curativos

Gracias a las características geológicas de la cuenca de los Cárpatos y los tesoros naturales de Hungría, a lo largo del país se pueden encontrar aguas curativas, barros medicinales y cuevas con alto poder sanador. Hungría cuenta con cinco cuevas que, gracias a sus microclimas, ayudan a mejorar las afecciones respiratorias. Una de las más visitadas es la cueva terapéutica en el hospital municipal de Tapolca. Aparte de su poder curativo, estas cuevas cautivan por su belleza y son una de las joyas naturales del país.

Además de por su poder curativo, las cuevas húngaras cautivan por su belleza y son una de las joyas naturales del país
Hévíz, que significa “agua caliente”, es el lago de aguas termales biológicamente activo más grande del mundo.
Hévíz, que significa “agua caliente”, es el lago de aguas termales biológicamente activo más grande del mundo.
visithungary.com

Hungría es también de los pocos lugares del mundo donde, debido a la actividad postvolcánica, se liberan gases de dióxido de carbono que pueden aumentar el rendimiento del sistema circulatorio. Es el caso del pueblo de Mátraderecske, al norte del país, donde desde una profundidad de aproximadamente mil metros brotan estos gases medicinales, recomendados especialmente para enfermedades arteriales periféricas relacionadas con la diabetes.

Bükfürdő, cerca de la frontera austriaca, es el segundo complejo de baños más grande de Hungría.
Bükfürdő, cerca de la frontera austriaca, es el segundo complejo de baños más grande de Hungría.
visithungary.com

Hévíz, el lago de aguas termales más grande del mundo

Su propio nombre ya lo anuncia. Hévíz, que significa “agua caliente”, es el lago de aguas termales biológicamente activo más grande del mundo. Este lago curativo es conocido por los húngaros por su fondo, revestido con una profunda capa de barro medicinal, cuya composición solo se encuentra de forma natural en este lugar. Tanto su barro medicinal como sus aguas curativas ofrecen efectos beneficiosos para dolencias musculares relacionadas con la reumatología. En este enclave los visitantes podrán encontrar diversos hoteles de bienestar y médicos con ofertas de terapias y servicios orientados a la salud.

Los depósitos de piedra caliza de Egerszalók son un fenómeno natural casi único.
Los depósitos de piedra caliza de Egerszalók son un fenómeno natural casi único.
visithungary.com

Las regiones de las aguas termales

Bükfürdő, cerca de la frontera austriaca, es el segundo complejo de baños más grande de Hungría. Ofrece terapias que consisten en bañarse y beber de su agua termal medicinal, con un contenido mineral excepcionalmente alto. El centro de bienestar cuenta con diez tipos diferentes de saunas y los más atrevidos pueden incluso probar la "sauna del diablo", a una temperatura de 100 °C.

En la histórica ciudad de Sárvár, a orillas del río Rába, su balneario ofrece dos tipos de agua medicinal. La primera es muy salina, a 83 °C, mientras que el otro tipo de agua tiene una temperatura de 43 °C, es rica en hidrógeno-carbonato alcalino y está indicada para tratar afecciones locomotoras, ginecológicas y neurológicas.

Balneario de la histórica ciudad de Sárvár, a orillas del río Rába.
Balneario de la histórica ciudad de Sárvár, a orillas del río Rába.
visithungary.com

Los depósitos de piedra caliza de Egerszalók, al norte del país, se consideran una rareza ya que solo hay otros dos lugares en el mundo que cuentan con formaciones naturales similares. Las aguas calientes que surgen de las profundidades se abren paso hasta la superficie desde una profundidad de 410 metros, mientras que la cal depositada en las laderas crea una superficie de lo más blanca y brillante, como si de un valle nevado se tratase.

Finalmente, el Hagymatikum, próximo a la frontera rumana y diseñado por el reconocido arquitecto húngaro Imre Makovecz, es uno de los tesoros de la arquitectura orgánica en el país. Aunque desde fuera recuerda a una iglesia católica, al entrar en el balneario los visitantes quedan cautivados por la visión del árbol de la vida que aparece en los cuentos populares húngaros y la mitología pagana. Los huéspedes pueden participar en una experiencia de baño de tres generaciones en un entorno místico, con una piscina en la cueva y baños de barro medicinal con agua del río Maros. Más información en visithungary.com

Mostrar comentarios

Códigos Descuento