Dormir en una yurta mongol en pleno Valle del Jerte

jardin de las delizias
Fuego, una de las yurtas en pleno Valle del Jerte
EL JARDÍN DE LAS DELIZIAS
En este hotel, El Jardín de las Delizias, podrás dormir en plena naturaleza
Wochit

Hay veces que los mejores cambios en tu vida surgen a raíz de visionar un documental de la 2. Esto es lo que le pasó a Leticia hace diez años, una madrileña que cada dos por tres realizaba viajes a Extremadura para ver a su pareja Jose -del Valle del Jerte-, con el fin de dejar atrás el estrés de Madrid. “Era perfectamente conocedora de la necesidad de las personas que viven en las grandes ciudades de escapar del estrés y respirar plena naturaleza desde que te levantas”.

Ambos decidieron construir ‘El Jardín de las Delizias’, un establecimiento singular situado en pleno Valle del Jerte caracterizado por tener yurtas mongolas para pernoctar. Su nombre proviene del famoso cuadro de El Bosco, pero con zeta, eso sí. Según Leticia, “qué mejor jardín que el del Valle del Jerte. Es un cuadro que no deja indiferente a nadie porque al ser muy detallista provoca muchas sensaciones”.

Pero, ¿yurtas mongolas? Este tipo de alojamientos corresponden a casas tradicionales que utilizan los nómadas en Mongolia y sus dimensiones consiguen una alta eficiencia energética resistentes a grandes temporales. “Nos enamoró su belleza, mitología y significado. Pero según íbamos investigando, nos iba enamorando más. Las yurtas son armoniosas, robustas pero delicadas, y también bioclimáticas, acogedoras y de abrumante hermosura”, señala Leticia.

Concienciados con la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente, Jose y Leticia tenían claro desde un principio que tomarían medidas gracias a la política que implementan tras gran respeto a la naturaleza. “Jose es agricultor ecológico y tenemos grandes inquietudes en este sentido. Creemos en el turismo sostenible y respetuoso”, explica la dueña. 

Estas yurtas de 35 metros cada una, se encuentran orientadas al público adulto que quiera desconectar y disfrutar de la naturaleza sin agobios. Situadas en una finca ecológica de 6000 metros, cuentan con productos de higiene ecológicos y biodegradables, energía solar, reciclaje, agua de manantial.

Querían ofrecer algo totalmente nuevo y de calidad y es que, además cuentan con el "Premio a la innovación y a la sostenibilidad turística de la Junta de Extremadura".

En el Jardín de las Delizias encontramos tres tipos de yurtas ecológicas realizadas con materiales naturales. Cada una cuenta un significado ritual según la creencia kazaja correspondientes a los tres mundos que habitan el universo: tierra, fuego y cielo. “La sensación que produce dormir en una yurta es realmente agradable y muy acogedora. Es como si te arropara y protegiera”, explica Leticia. Poder ver las estrellas desde la cama, la baja contaminación lumínica son otros de los pros para no dejar de vivir esta experiencia.

¿Y por qué en el Jerte?

Leticia nos expone que esta finca se ubica en una zona que cuenta con una impresionante riqueza natural y cultural. “Una zona que a pesar de estar a solo dos horas de Madrid es muy desconocida. Con muchísimas zonas de baño, piscinas naturales, cascadas y gargantas. Y también muy cerca de Monfragüe, Cáceres… Es un enclave idílico cerca de todo”, cuenta Leticia.

Además, encontramos una pequeña piscina con cerezos donde poder refrescarse y otros rincones como el de enamorar, el de descansar que hacen de 'El Jardín de las Delizias' un recuerdo para siempre en tu memoria.

Cuentan con diferentes actividades y servicios como masajes, yoga… y “además puedes pedirnos que te llevemos una cesta desayuno a tu jardín o que te decoremos la yurta para una sorpresa romántica…” nos explica Leticia.

'El Jardín de las Delizias' como bien dice su dueña “es para recuperarse de los malos momentos, cuidarse para desconectar y coger aire”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento