Logo del sitio

Los secretos de los alojamientos más curiosos de España: desde un faro hasta una cabaña en un árbol

Faro Isla Pancha.
Faro Isla Pancha.
Faro Isla Pancha

Hay hoteles que son un destino en sí mismo, alojamientos en los que disfrutaremos de la experiencia viajera sin tener que salir de ellos. Y es que dormir en una cabaña en el bosque es algo mágico, al igual que alojarse en un auténtico faro o en un hotel burbuja.

Bajo esta premisa, recorremos tres hoteles curiosos de nuestra geografía y hablamos con sus gerentes para que nos cuenten por qué pasar la noche en ellos se puede convertir en una experiencia inolvidable.

‘Dormir en Árboles’ en Cáceres

Dentro de la frondosidad del bosque, entre robles y helechos, miramos hacia el cielo y allí encontramos un alojamiento de lo más curioso y original. En plena Sierra de Gata, en el municipio cacereño de Villasbuenas de Gata, encontramos un conjunto de cabañas de madera justo en lo alto de las copas de los árboles.

En total, se trata de seis acogedoras cabañas ecológicas donde evadirse del mundo, conectar con la naturaleza y simplemente disfrutar de los sonidos del bosque. Todo ello con unas preciosas vistas del entorno, tal y como nos cuenta Luis Mulió, gerente de ‘Dormir en Árboles’: “Uno de los puntos que nos hace especiales es el entorno y las vistas al bosque y al embalse”.

Cabaña de 'Dormir en los Árboles'.
Cabaña de 'Dormir en los Árboles'.
Dormir en los Árboles

Este bonito paisaje se puede disfrutar desde la propia terraza con la que cuenta cada alojamiento, el cual se alza del suelo entre 2 y 8 metros. Además, “de una cabaña a otra hay mucha distancia, con lo que hay intimidad; en otros alojamientos similares, están pegadas las unas con las otras”, detalla Mulió.

A pesar de estar aisladas y ser independientes, las seis cabañas están equipadas con electricidad, calefacción e incluso un aseo. Asimismo, en el edificio principal, cada cabaña cuenta con un baño con ducha propio e individual.

Cabaña de 'Dormir en los Árboles'.
Cabaña de 'Dormir en los Árboles'.
Dormir en los Árboles

Y por si fuera poco, la experiencia se completa con un servicio de desayuno con productos locales que está incluido en el paquete y que se lleva hasta la cabaña “con una cesta que se sube con una polea y así el cliente no tiene que salir afuera”.

El precio de las cabañas parte desde los 125 € por noche, e incluye otros servicios gratuitos según la temporada como una piscina, pesca deportiva, paseos en canoa o barca en el embalse o camas elásticas para niños y adultos. Por otro lado, se puede contratar un servicio de cena en la propia cabaña.

Faro Isla Plancha en Lugo

En la ría de Ribadeo, una preciosa ensenada natural en aguas del Cantábrico, encontramos una pequeña isla con un faro levantado en 1857. Lo que pocos se imaginarían es que, a día de hoy, se trata un original alojamiento. El edificio funcionó como un faro hasta 1983, hasta que se construyó uno nuevo en el otro lado del islote.

Años después, tras un plan para la reconversión de antiguos faros, esta construcción fue renovada y reconvertida en un alojamiento turístico. José Luis López-Braña, director del hotel-faro, destaca el “entorno y la ubicación del edificio”, además de que según nos detalla, “lo que más valoran los clientes es la intimidad”. Y es que resulta toda una experiencia poder pasar la noche en este enclave tan espectacular, rodeado de naturaleza y con el sonido de las olas del mar como acompañante.

Faro Isla Pancha.
Faro Isla Pancha.
Faro Isla Pancha

Asimismo, López-Braña pone en valor “el servicio al cliente”, al tratarse de “un pequeño alojamiento para el descanso, no un hotel para hacer negocio”.

El precio parte de los 200 euros para pasar la noche en este exclusivo alojamiento que solo dispone de dos apartamentos con una capacidad para cuatro personas cada uno, además de una zona ajardinada individual. Cada estancia cuenta con un dormitorio doble, salón con sofá cama doble, un baño y una cocina totalmente equipada.

Un hotel burbuja en Toledo

Sumergirse en el entorno natural desde la máxima comodidad y contemplar el cielo estrellado desde la propia cama. Esto y mucho más es lo que ofrece el original hotel Miluna y sus habitaciones burbuja, desde las que tendremos unas vistas panorámicas del paisaje.

“Las habitaciones están totalmente climatizadas, con camas ‘king size’ y baño privado, e incluso alguna dispone de bañera de hidromasaje en el exterior que se puede poner a la temperatura que uno quiera”, nos detalla Alejandro Bosch, uno de los propietarios y fundadores de Miluna.

Hotel Miluna.
Hotel Miluna.
Miluna

Concretamente, encontramos el hotel-burbuja a las afueras de Hormigos, un pueblo de Toledo alejado de la contaminación lumínica y en plena naturaleza. Por lo tanto, es el lugar perfecto para desconectar y relajarse mirando el firmamento.

Además del desayuno con ingredientes de la zona, incluido en todas las estancias, el huésped puede contratar todo tipo de servicios extra. “Intentamos que la experiencia sea totalmente personalizada, es decir, que todo aquello que el cliente desee contratar o que necesite nosotros se lo intentemos ofrecer”, comenta Bosch.

Hotel Miluna.
Hotel Miluna.
Miluna

De esta manera, se puede reservar un servicio de cena con productos de temporada, relajantes masajes y un novedoso espacio ‘flotarium’, una pequeña piscina interior privada donde despejar la mente, reactivar la circulación y simplemente flotar.

El precio de las habitaciones parte desde los 199 euros por noche para dos personas. Además, como plus, todas incluyen un telescopio en el exterior para facilitar la observación del cielo.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento