Logo del sitio

La región de Francia que tiene 1.001 castillos

Castillo de Castelnaud.
Castillo de Castelnaud.
syolacan / iStock

Al suroeste de Francia se extiende la impresionante región de Dordoña-Périgord, un territorio marcado por los valles fluviales, las cuevas de estalactitas y preciosos pueblos. Además, entre su rico patrimonio arquitectónico, puede presumir de contar nada más y nada menos que con 1.001 castillos que le dotan de una personalidad única.

Una zona de conflictos

Durante la Edad Media, la zona que ocupa hoy en día Dordoña, estuvo sujeta a gran cantidad de conflictos entre Franca e Inglaterra, como la conocida Guerra de los Cien Años. Por ello, aquí se levantó una enorme cantidad de castillos, que presentan una gran variedad de castillos debido a las sucesivas épocas de construcción.

Castillo de Milandes.
Castillo de Milandes.
Franck Camhi / iStock

Además, gracias a su gran belleza e importancia, 44 de ellos están incluidos dentro del inventario de Monumentos Históricos y pueden visitarse. Por ejemplo, algunos de ellos son el Castillo de Milandes, que alberga un museo sobre la vida de su antigua propietaria Josephine Baker; la Fortaleza del Roc de Tayac, con un museo de la espeleología, o la Fortaleza de la Roque Gageac y su exposición histórica.

Diversidad de estilos

Entre las fortificaciones más relevantes también, destaca el Castillo de Hautefort, uno de los pocos ejemplos de arquitectura clásica en la región. Este se alza sobre un peñasco rocoso, y en el siglo XIX fue trasformado de una fortaleza medieval a una imponente casa señorial. Además, se le añadió un majestuoso jardín francés.

Castillo de Marzac.
Castillo de Marzac.
Emily M Wilson / iStock

Por otro lado, el Castillo de Marzac es toda una joya de la época del Renacimiento. Además, de un laberíntico escape game, este sitio histórico ofrece a sus visitantes una terraza panorámica para disfrutar del excepcional entorno, un jardín francés y un palomar monumental.

Un viaje por la historia de la región

También merece la pena visitar el Castillo de Reignac, conservado a la perfección y enteramente decorado con mobiliario de la época. O bien el Castillo de Monbazillac, que combina elementos medievales y defensivos, con detalles más refinados propios del Renacimiento.

Fortaleza de Beynac.
Fortaleza de Beynac.
Franck Camhi / iStock

Por último, entre las muchas opciones, tampoco deberíamos perder la oportunidad de adentrarnos en la Fortaleza de Beynac y el Castillo de Castelnaud, enfrentados como eternos rivales en el Valle de Dordoña.  

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento