Logo del sitio

El 'Mar Muerto' de España está en Álava: sumérgete en un spa salino con beneficios para la salud

Valle salado de Añana.
Valle salado de Añana.
IVANVIEITO / iStock

Todos conocemos la maravilla natural que es el Mar Muerto, y hemos visto las típicas imágenes de personas flotando en su superficie, incapaces de sumergirse debido a la alta concentración de sal. Pero lo que pocos saben es que en España tenemos 'nuestro propio Mar Muerto', tal y como señala el escritor Antonio Puente Mayor en su libro 'España Inédita'. Se trata del valle salado de Añana, un paisaje natural formado hace más de 7.000 años en la provincia de Álava.

Un gran valor geológico y arquitectónico

La sal de valle de Añana es “completamente pura, ya que proviene de un antiguo mar de hace más de 200 millones de años”, explican desde Turismo del País Vasco. Aquí podemos encontrar desde plataformas sobre las que se vierte la salmuera para que se evapore y se obtenga la sal hasta una red de canales de madera de más de 4 kilómetros que distribuye el agua por todos los puntos de valle.

Valle salado de Añana.
Valle salado de Añana.
ARUIZHU / iStock

Además, este paisaje natural no destaca solo por sus características geológicas, sino también por su biodiversidad y el valor histórico de su arquitectura. Y es que aquí se encuentra la villa de Añana, la más antigua de toda la provincia de Álava.

Spa salino

Visitar el impresionante valle salado es posible, ya que se ofrecen visitas y recorridos guiados para conocer la historia del lugar e incluso hacer catas de sal. Pero la experiencia puede ir mucho más allá, ya que durante los meses de abril y octubre, se puede disfrutar de un verdadero spa salino al aire libre en el cual beneficiarse de las propiedades terapéuticas de la sal de Añana.

Spa salino en el valle salado de Añana.
Spa salino en el valle salado de Añana.
Fundacionvallesalado / Wikimedia Commons

Las instalaciones de este spa único se componen de un pediluvio y un maniluvio, es decir, zonas donde sumergir los pies y las manos, respectivamente. Esta actividad rememora “los baños que tomaban los antiguos salineros cuando producían la sal”, destacan desde la propia web del valle salado.

Las aguas saladas del lugar tienen una salinidad que ronda los 240 gramos de sal por litro, unos niveles cercanos a los del Mar Muerto, que oscila entre los 350 y los 370 gramos por litro. Además, tal y como cuentan desde la web del valle, estas aguas cuentan con grandes beneficios para la salud, como “la mejora de la circulación sanguínea y de la elasticidad de los tejidos, la remineralización de la piel y la reducción de las posibilidades de desarrollar artrosis”. Incluso, están indicadas para “enfermedades inflamatorias de las articulaciones y tendinitis, la recuperación de postcirugías y postfracturas, y los problemas de eczemas y alergias”.

Valle salado de Añana.
Valle salado de Añana.
Tomas Gonzalez Sanchez / iStock

El valle salado de Añana está abierto todo el año y las visitas tienen una duración de una hora e incluyen utilizar las instalaciones del spa salino. Las entradas tienen un precio de 8,5 € por adulto, 2.50 € para niños de 7 a 12 años y es gratuita para menores de 6 años.

Cómo llegar al valle salado de Añana

El trayecto entre Vitoria y el valle salado es de tan solo 36 minutos combinando la A-1 y la A-2622, y desde Bilbao asciende a 50 minutos por la AP-68.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento