Logo del sitio

La Garrotxa, el destino ideal para los amantes de la naturaleza: paseos en globo, barranquismo y rutas entre volcanes

Volcán Croscat.
Volcán Croscat.
Eloi_Omella / iStock

Una fusión al completo con la naturaleza. Un sinfín de actividades para disfrutar al aire libre. La comarca de La Garrotxa se extiende al norte de la provincia de Girona con un paisaje cambiante que nos deja una tierra plagada de volcanes al sur y escarpados riscos y congostos en la mitad norte. Todo ello acompañado por una vegetación que cambia de mediterránea a atlántica, con bosques de encinas, robles y hayas.

Y lo mejor de todo, son muchos los planes que podemos hacer en la zona: desde recorridos en bicicleta hasta senderismo entre volcanesbarranquismo y paseos en globo. Incluso, “rutas en segway, a caballo, en burro, en tren turístico, en carruaje, visitas a granjas, talleres...”, cuentan a 20mintuos desde Turisme Garrotxa.

Rutas por pueblos, montañas, valles y bosques

La Garrotxa atrae a miles de viajeros gracias a sus muchas opciones de ocio en la naturaleza, y no solo eso, sino que las ofertas de turismo continúan evolucionando y nos van trayendo interesantes novedades. “Este año tenemos un nuevo producto llamado ‘La volta a peu a La Garrotxa’, un recorrido de 10+1 etapas, donde se puede obtener un pasaporte e ir sellando en las diferentes etapas”, señalan.

Olot.
Olot.
imv / iStock

En este recorrido de 201,5 kilómetros, cada día se duerme en un pueblo diferente, con una decena de etapas a pié además de una undécima ruta circular por Olot y sus alrededores. Esto nos brinda la oportunidad perfecta para conocer la zona de una manera tranquila y en profundidad.

También podemos disfrutar de rutas más cortas y centradas en una zona en concreto. Desde la aridez de la Alta Garrotxa y sus ermitas románicas hasta recorridos que se encaraman a la cima del Puigsacalm o que se adentran en los valles de Bianya, Corb o Sadernes.

Fageda d'en Jordà.
Fageda d'en Jordà.
Eloi Omella / iStock

Pero sin duda, una de las mejores formas para sumergirnos de lleno en la naturaleza del lugar y experimentarla con todos los sentidos es adentrándonos en el mágico paisaje de la Fageda d’en Jordà. Este frondoso bosque de hayas crece sobre la colada del volcán del Croscat y nos regala un paseo con la paz y la calma como principales protagonistas.

Deportes de aventura

Otra opción para disfrutar de La Garrotxa es a través de sus ríos y cascadas: el barranquismo y el cañoing son las mejores actividades para conocer la zona con el agua como eje vertical. Por ejemplo, en el área de la Vall d'en Bas encontramos el salto del Sallent y sus 140 metros de altura, así como el barranco del Gurn, perfecto para quienes se inician en este deporte.

Río Gurn.
Río Gurn.
Sergi Boixader / iStock

Una segunda alternativa es el barranco de Sant Aniol, una increíble grieta en la tierra de aguas turquesas y altas paredes de piedra caliza. Podemos hacer el descenso en un recorrido de 4 horas a través de toboganes, saltos y rápeles de hasta 40 metros.

Tierra de volcanes

No hay que olvidar que La Garrotxa es tierra de volcanes, de enormes cráteres y de coladas. El Croscat, Santa Margarida o Montsacopa son solo algunos ejemplos de los 40 gigantes dormidos que descansan bajo su superficie. Podemos hacer una ruta que recorra este lugar tan excepcional y caminar incluso sobre los enormes cráteres de los volcanes.

Paseo en globo en La Garrotxa.
Paseo en globo en La Garrotxa.
Miguel Soria Jurado / iStock

Sin embargo, desde las alturas, a vista de pájaro en cuando realmente podemos maravillarnos con este paisaje volcánico en todo su esplendor. Un paseo en globo nos mecerá al ritmo del viento con la inmensidad de La Garrotxa a nuestros pies y los Picos de Europa asomando en el horizonte.

De vuelta en la tierra, podemos aprender sobre esta curiosa geografía en un centro cultural de primer nivel. “En marzo se inauguró el Espai Cràter, un espacio referente en vulcanología a nivel estatal”, cuentan desde Turisme Garrotxa. Se trata de una exposición interactiva acerca de los volcanes de La Garrotxa y del resto del mundo a través de un recorrido audiovisual con experiencias inmersivas, maquetas, fotografías y videomapping. Y no solo eso, sino que el propio museo se encuentra dentro de un volcán, concretamente en las entrañas del Puig del Roser.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento