Logo del sitio

El jardín oriental más grande de Europa está en Portugal

Bacalhôa Buddha Eden.
Bacalhôa Buddha Eden.
Vitor Oliveira / Flickr

Enormes estatuas de buda, esculturas de leones chinos, estanques con peces, pagodas... Todos estos elementos suenan exóticos y lejanos, como si describiéramos un paisaje sacado de un país asiático. Pero un lugar así existe en Europa, y mucho más cerca de lo que parece. Hablamos de Bacalhôa Buddha Eden, un curioso jardín ubicado en la localidad portuguesa de Bombarral, a menos de una hora de Lisboa.

35 hectáreas de inspiración oriental

Alrededor de 35 hectáreas y seis mil toneladas de granito y mármol fueron los ingredientes necesarios para crear el impresionante Bacalhôa Buddha Eden, un enorme jardín ricamente decorado con inspiración oriental. Esas cifras lo han convertido en el jardín oriental más grande de toda Europa.

Bacalhôa Buddha Eden.
Bacalhôa Buddha Eden.
Isabel L Silva / iStock

La mente tras este llamativo proyecto es José Manuel Rodrigues Berardo, un empresario y coleccionista de arte portugués. En 2022, este decidió levantar este "edén" oriental como recordatorio de una de las mayores tragedias culturales del mundo, la destrucción de los Budas gigantes de Bāmiyān, en Afganistán, por parte de los talibanes. El empresario es el principal accionista de la bodega Bacalhôa - Vinhos de Portugal, de modo que empezó a construir el jardín en uno de los terrenos de la finca.

Un lago japonés, guerreros de terracota y dragones

Bacalhôa Buddha Eden está dividido en varias zonas que se pueden recorrer a bordo de un tren turístico. Al entrar, lo primero con lo que nos toparemos será con una enorme puerta blanca estilo paifang. Tras sus arcos veremos un lago al estilo japonés con carpas koi nadando en sus aguas, así como una pequeña construcción en medio a la que podemos llegar con una pasarela.

Buda en Bacalhôa Buddha Eden.
Buda en Bacalhôa Buddha Eden.
Vitor Oliveira / Flickr

El lago está rodeado de arces, robles, bambú y otras muchas plantas, a las que se suman pagodas y esculturas de dragones. Entre las piezas de arte, destaca un gigantesco Buda acostado sobre un lado con los pies, manos y cara en dorado.

Pero la cosa no se queda aquí, ya que también podemos ver figuras de guerreros de terracota, un anfiteatro, un jardín dedicado a la cultura del pueblo africano de Shona y un jardín de arte moderno con piezas de Fernando Botero, Joana Vasconcelos, Tony Cragg, Lynn Chadwick y Alexander Calder, entre otros.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento