Logo del sitio

La impresionante cala española del Mediterráneo que ya no tiene aforo limitado

Cala del Moraig, Alicante
Cala del Moraig, Alicante
Suso Alenda / Flickr

La costa mediterránea es uno de los sitios con más encantos de España para pasar unos días relajantes y disfrutar de playas y aguas cristalinas. Pero por si esta carta de presentación fuese escasa, también existen rincones escondidos que convierten la experiencia en inolvidable.

Uno de estos secretos es la cala del Moraig, que se encuentra a los pies del Macizo del Puig Llorença, entre acantilados e impresionantes formaciones geológicas. El color turquesa de sus aguas y la increíble localización hacen de esta cala un lugar paradisíaco perfecto para darse un baño y disfrutar de un día en familia. 

Este arenal, situado en el Poble Nou de Benitaxell, cuenta además con multitud de servicios que garantizan la seguridad y el pleno disfrute. Esto le ha supuesto que sea reconocida con la certificación de la Bandera Azul, siendo una de las mejores playas de España. 

Un acceso ilimitado

Fuentes oficiales del Ayuntamiento de Benitatxell han explicado a 20minutos que durante el Covid, la cala contaba con un aforo máximo de 400 personas. Sin embargo, con la desaparición de las mascarillas y restricciones, el acceso se ha vuelto libre

Además, otro cambio que han comentado es que el parking cercano al arenal se volverá de pago a partir del 15 de julio. El coste será de 12 € por todo el día y recomiendan reservar plaza previamente, aunque si en el momento de la llegada hay sitios libres, se podrá dejar el coche. 

Dos joyas escondidas

Más allá de la cala, la zona ofrece atracciones que son dignas de visitar. Una de ellas es la falla del Moraig, una espectacular pared rocosa casi vertical en la que las estrías dibujadas en la roca delatan la dirección del desplazamiento geológico que la originó. 

Falla del Moraig, Alicante
Falla del Moraig, Alicante
Getty Images/iStockphoto

Su morfología acantilada y los diferentes materiales que forman este talud también han creado otros lugares muy interesantes como la Cova dels Arcs. Esta cueva se encuentra a la entrada de la cala del Moraig y ha sido formada por el capricho del mar durante 60.000 años. Sus espectaculares arcos y el color del agua combinado con los rayos del sol, la convierten en uno de los lugares con más encanto de la zona. 

Su estructura permite a los visitantes practicar deportes acuáticos como el buceo o el esnórquel. Sin embargo, para acceder a ella se debe tener precaución y es recomendable hacerlo con la marea baja. 

Cova dels Arcs, Alicante
Cova dels Arcs, Alicante
Getty Images/iStockphoto

La ruta de Benitatxell

Una buena forma de disfrutar de todos estos enclaves naturales es por medio de la llamada ruta de Benitatxell o ruta de los acantilados. Un recorrido de apenas 4 kilómetros que comienza en la cala del Moraig y termina en la cala Llebeig. Es recomendable hacerla a pie, aunque también se puede hacer en barco. 

Durante la travesía se descubren la falla del Moraig y la Cova dels Arcs, para terminar el recorrido con la cala Llebeig, otro lugar ideal para darse un chapuzón.

Cala Llebeig, Alicante
Cala Llebeig, Alicante
Getty Images/iStockphoto

Cómo llegar

El pueblo de Benitatxell se encuentra a tan solo 6 kilómetros de la cala del Moraig, por lo que la mejor opción es ir en coche. El trayecto dura únicamente 15 minutos cogiendo la carretera "Vía Pista". Por otro lado, desde Jávea el camino tiene una duración de 25 minutos por la carretera de Benitatxell. 

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento