Castillos, palacios, coches de época y montañas metálicas en la Alemania "invisible"

Sajonia, una de las regiones menos conocidas de la antigua Alemania del Este, será la gran protagonista del año que viene por albergar la Capital Cultural Europea 2025
Jóvenes "skaters" junto al Monumento a Karl Marx en la ciudad de Chemnitz.
Monumento a Karl Marx en la ciudad de Chemnitz.
Getty Images
Jóvenes "skaters" junto al Monumento a Karl Marx en la ciudad de Chemnitz.

Karl Marx nunca vivió en Chemnitz, pero una megaestatua de su cabeza de 40 toneladas de peso es el icono y punto de referencia de esta ciudad alemana del estado de Sajonia que ha sido elegida Capital Cultural de Europa en 2025, reconocimiento que compartirá con la ciudad eslovena de Nova Gorica. El monumento al autor del Manifiesto Comunista es el segundo busto más grande del mundo, con una altura de trece metros. La recién creada región de Chemnitz-Zwickau estará en el foco durante todo el año que viene por esta importante distinción y ya se están preparando con numerosos actos y exposiciones para recibir a los visitantes que quieran vivir esta cita en directo.

Con trece metros de altura y 40 toneladas de peso, el busto de Karl Marx en Chemnitz es el segundo más grande del mundo 

El estado federado de Sajonia, u oficialmente Estado Libre de Sajonia, es una de las regiones menos conocidas de Alemania, quizá por su ubicación tan al este. Dresde y Leipzig son sus principales núcleos urbanos, la primera como capital y la segunda como ciudad más poblada. Un viaje a este estado debe tener parada obligada en ambas.

La Frauenkirche de Dresde al atardecer.
La Frauenkirche de Dresde al atardecer.
Alexander Burzik

Iconos de Dresde

En Dresde se encuentran la restaurada iglesia de Nuestra Señora (Frauenkirche) y el fascinante Museo Zwinger, ambos ejemplos de arquitectura barroca del siglo XVIII. La Frauenkirche no sólo es interesante desde el punto de vista arquitectónico, con su forma única y su cúpula de piedra, sino que también es un símbolo de reconciliación ya que la reconstrucción de la iglesia destruida en la Segunda Guerra Mundial se financió con donaciones de todo el mundo. El Zwinger, por su parte, no es menos importante y esta importancia se siente en cuanto te sitúas delante de este conjunto de varios edificios entrelazados, pabellones y galerías que enmarcan un gran patio y que alberga tres museos: la Colección de Porcelana de Dresde, el Salón Físico-Matemático y el Museo de Dresde. La Ópera Semper y el castillo de la ciudad completan un póquer de edificios más que admirable.

Jóvenes haciendo selfis frente a la estatua de Bach en Leipzig.
Jóvenes haciendo selfis frente a la estatua de Bach en Leipzig.
Oleg Senkov

Música en Leipzig

En Leipzig la reina es la música. Muy pocas ciudades de Europa y del mundo pueden presentar un patrimonio musical como el suyo. Cuna de Richard Wagner y lugar de residencia de Johann Sebastian Bach y Félix Mendelssohn hasta su muerte (sus casas están convertidas ahora en museos), además de ciudad de acogida de Gustav Mahler y de los Schumann, es una visita obligada para los amantes de la música. La célebre Orquesta de la Gewandhaus, los Niños Cantores de Santo Tomás, de 800 años de antigüedad, y la Ópera de Leipzig son instituciones musicales de renombre mundial. El Festival Bach que tiene lugar en verano rinde homenaje a los músicos de Leipzig y refuerza la gran tradición musical de esta urbe. A ello contribuye también la Leipziger Notenspur (Ruta Musical de Leipzig), que invita a los visitantes a un recorrido musical a través de lugares y rincones originales.

Galería a 200 metros bajo tierra de la mina Zinngrube.
Galería a 200 metros bajo tierra de la mina Zinngrube.
Luis Uribarri

El Camino Púrpura

Ya fuera de estas dos grandes ciudades, Sajonia invita a recorrerla en coche para elegir entre una veintena de castillos de diferentes épocas que se pueden visitar, recorrer lugares sorprendentes y vivir experiencias singulares en las llamadas Montañas Metálicas o adentrarse en el denominado Purple Path, un “camino púrpura” con 400 kilómetros de carreteras secundarias interconectadas por un buen servicio de transporte público. El Purple Path incluye asimismo una densa red de rutas de ciclismo y senderismo y numerosas pequeñas poblaciones que esconden secretos interesantes.

Por ejemplo, en Ehrenfriedersdorf se puede visitar la obra de arte Wildschweine, de Carl Emanuel Wolff, uno de los proyectos de la Capital de la Cultura en 2025. Son tres esculturas de bronce al aire libre situadas detrás de un museo mineralógico que alberga la Zinngrube, una mina de estaño, tungsteno y plata a la que se puede bajar hasta doscientos metros bajo tierra y recorrer sus galerías durante una hora y media.

Escultura "Stack" en los jardines del balneario Bad-Schlema.
Escultura "Stack" en los jardines del balneario Bad-Schlema.
Luis Uribarri

Otra parada vinculada a la Capital Cultural está en los jardines del balneario Bad-Schlema para contemplar la solitaria escultura denominada Stack, obra del británico Tony Cragg. Y una siguiente parada en la bonita localidad de Schneeberg le permitirá hacerse unos guantes de cuero artesanales como los que lleva Angela Merkel (unos 150 euros cada par) en la tienda de Nils Bergauer, al lado de la plaza principal, o llevarse de recuerdo una clásica figurita de madera local tallada a mano.

Centro de la ciudad de Zwickau, en Sajonia.
Centro de la ciudad de Zwickau, en Sajonia.
Getty Images/iStockphoto

Zwickau y los Schumann

Otra localidad de interés a visitar es Zwickau, que comparte el nombre de su región con la cercana Chemnitz para conformar un binomio geográfico y turístico. Hay dos nombres icónicos en este pequeño pueblo: Schumann y Audi. El compositor Robert Schumann nació en 1810 en una que hace esquina con la plaza principal del mercado de Zwickau. El edificio en el que más tarde vivió con su esposa, la pianista Clara Schumann, es hoy uno de los museos de música más bellos de Alemania, con una colección única que se exhibe en ocho salas e incluye valiosos cuadros, instrumentos musicales, grabados y recuerdos personales, desde mechones de pelo hasta juegos de ajedrez, así como 4.000 manuscritos originales de la colección privada de los Schumann.

El edificio de Zwickau en el que Robert Schumann vivió con su esposa, la pianista Clara Schumann, es hoy uno de los museos de música más bellos de Alemania
Museo August Horch.
Museo August Horch.
Luis Uribarri

El Museo August Horch

Para conocer el origen del otro icono de Zwickau hay que trasladarse al cercano Museo August Horch. Cuando este ingeniero alemán y pionero de la industria del automóvil nombró su nueva compañía en Zwickau en el año 1909 tradujo su apellido al latín y así nació Audi. Más tarde, en el año 1932 las marcas de automóviles sajonas Horch, Audi, Wanderer y DKW se fusionaron para formar Auto Union y ahí nació el logo con los famosos cuatro anillos entrelazados. Otro modelo de coche histórico se construyó en esta fábrica después de la Segunda Guerra Mundial: el pequeño, soviético, poco agraciado y muy resistente Trabant, que se convirtió en el utilitario por excelencia y la máxima aspiración de movilidad automovilística que se podían permitir los habitantes de la Alemania comunista del Este.

Montaje de despedida al utilitario Travant en el museo August Horch.
Montaje de despedida al utilitario Trabant en el museo August Horch.
Luis Uribarri

Aparte de connotaciones político históricas, el Museo August Horch es una joya para los amantes del motor y también de los locos años 20. En más de 6.500 metros cuadrados se exhibe más de un siglo de la historia del automóvil en todas sus facetas, con más de 200 modelos históricos entre coches y motocicletas, de los cuales más de cien están en exhibición permanente, incluyendo muchos prototipos. Los tiempos pasados también se escenifican con una antigua estación de servicio y una calle reconstruida al estilo de los años 30, con tiendas y escaparates junto a los vehículos. La villa del dueño de la fábrica August Horch está situada al lado de la entrada principal del museo y también puede ser visitada (horario de apertura, martes a domingo de 9.30 a 17.00 horas).

Para nombrar su compañía en Zwickau en 1909 el ingeniero August Horch tradujo su apellido al latín y así nació la marca Audi
Castillo medieval de Kriebstein en Sajonia.
Castillo medieval de Kriebstein en Sajonia.
Roland Brack

Castillos y palacios

Alemania es un país prolífico en castillos y palacios impresionantes y el estado de Sajonia no podía ser menos: alberga más de una veintena de diferentes épocas, estilos y estados de conservación. Los hay imponentes como el castillo de Kriebstein y el palacio de Augustusburg, medievales como los castillos de Rochsburg, con mil años de antigüedad, y Rochlitz, de los más antiguos y grandes de toda Sajonia, y más contemporáneos como el de castillo-palacio de Wandenburg, del año 1912, con mucho de su mobiliario y con recuerdos y joyas de su inquilina más famosa, la princesa Eleonore. Con 129 habitaciones, este castillo-palacio ha sido escenario de muchas producciones de cine y televisión e hizo también las funciones de hospital, por lo que es muy apreciado por los habitantes de la zona.

Puente y formaciones rocosas en la Suiza sajona.
Puente y formaciones rocosas en la Suiza sajona.
iStock

La Suiza de Sajonia

En este estado alemán los amantes de la naturaleza y los paisajes escarpados deben dirigir sus pasos al Parque Nacional de la Suiza Sajona, situado apenas a unas pocas estaciones de tren al sur de Dresde, en la frontera con la República Checa. Ahí descubrirán un mundo de rocas escarpadas superlativas que se han ganado la fama de ser la cuna de la escalada libre ya que alberga más de mil picos de arenisca independientes y más de 20.000 vías de escalada al aire libre en la roca. El único Parque Nacional de rocas de Alemania es también una de las zonas de senderismo más espectaculares de Europa: el sendero de los pintores, de 112 kilómetros de longitud, por ejemplo, ofrece a los visitantes unas vistas espectaculares. Y los cicloturistas se pondrán a prueba a través de las extrañas formaciones rocosas que discurren a lo largo de la Ruta Ciclista del Elba.

El único Parque Nacional de rocas de Alemania es también una de las zonas de senderismo más espectaculares de Europa
Tienda artesanal de guantes de cuero en la localidad de Schneeberg.
Tienda artesanal de guantes de cuero en la localidad de Schneeberg.
Luis Uribarri

Los Montes Metálicos

Esta cordillera que hace frontera a lo largo de 150 kilómetros con la República Checa tiene una historia de amor y odio para los habitantes de Sajonia. La riqueza de minerales que albergaba dio lugar a la proliferación de extracciones de diferentes metales y minerales. Pero durante los tiempos de la antigua RDA (República Democrática de Alemania) fue una importante zona de explotación de uranio, lo que provocó una alta tasa de cánceres en los trabajadores y sus familias que aún hoy, cuando estas montañas se han convertido en un lugar turístico, ha dejado secuelas.

Iglesia de San Pedro y edificio de la Ópera en la Plaza del Teatro de Chemnitz.
Iglesia de San Pedro y edificio de la Ópera en la Plaza del Teatro de Chemnitz.
Getty Images

Chemnitz Capital Cultural

“Hacer visible lo invisible” (“C the unseen”) es el lema de la ciudad de Chemnitz como futura Capital Cultural de Europa en 2025. Con este objetivo de sacar a la luz sus tesoros ocultos la ciudad y su pequeña región circundante se preparan con ilusión para esta cita. Aparte del mencionado monumento a Karl Marx al inicio de este reportaje, la Plaza del Teatro es sin duda la más espectacular de la ciudad, con el edificio de la Ópera y la iglesia de San Pedro que más parece una catedral. En el centro de esta ciudad tranquila los pasos llevarán a los edificios blancos de los ayuntamientos Viejo y Nuevo y después se puede dar un paseo mucho más largo por su parque principal, más grande que el Central Park de Nueva York.

La ciudad más grande de Sajonia celebrará la capitalidad cultural europea junto con otros 38 municipios asociados

Y haciendo honor a su pasado industrial, una de las instituciones más destacadas y que merece una visita es el Museo de la Industria, con una amplia colección de la historia industrial de Sajonia. Además de los objetos inherentes a un museo de estas características, con maquinaria y locomotoras antiguas, la “pieza” que más llama la atención es la momia de un trabajador del siglo XVIII que se conserva en una especie de sepulcro acristalado.

La ciudad más grande de Sajonia, junto con otros 38 municipios asociados, lo dará todo el año que viene para que Europa y el mundo contemplen creatividad y espíritu de innovación y los visitantes puedan elegir entre un variado programa de eventos y festivales que lograrán hacer visible lo invisible.

Apúntate a nuestra Newsletter de Viajes y recibe en tu coreo las mejores propuestas para viajar por el mundo

Doble Check

¡Ya estamos en WhatsApp! Si quieres recibir en tu móvil toda la actualidad y las noticias más importantes del día, pincha aquí y únete a nuestro canal. Es un sistema gratuito, cómodo y seguro.

Logo de 20minutos
Luis Uribarri
Director del área de Viajes del Grupo HENNEO

Mi nombre es Luis Uribarri Bilbao y soy director del área de Viajes del Grupo Henneo / 20MINUTOS. He trabajado en diferentes medios de grandes grupos editoriales, como Prensa Ibérica, América Ibérica, Grupo 16 y Grupo Zeta, mi último destino, en la revista VIAJAR. Esta última cabecera, decana de las revistas de viajes en España, me abrió dos ventanas maravillosas: la información y los viajes. Trasladar a los lectores y a la audiencia la emoción por viajar, aportar pistas y consejos útiles, prescribir y describir los destinos, informar sobre novedades y tendencias del mundo viajero es una tarea ardua y apasionante. Os invito a compartir nuestra información, la que elabora y difunde el fantástico equipo que he encontrado en Grupo Henneo / 20 Minutos, para que volvamos, juntos, a soñar y a viajar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento