Este es el pueblo gallego que estuvo presente en el hundimiento del Titanic

Camariñas
Vista de Camariñas, A Coruña
Luis Miguel Bugallo Sánchez (Lmbuga)/ WIKIPEDIA

Hay leyendas que se quedan guardadas en nuestra memoria para siempre, capaces de hacernos soñar, y puede que una de esas, sea la bella, pero también triste historia del hundimiento del Titanic. Corría el año 1912 cuando un 10 de abril, el Titanic zarpaba en su viaje desde Southampton, Inglaterra, a través del Océano Atlántico con destino a Nueva York con más de 2.000 pasajeros y tripulantes a bordo. Un viaje marcado por el infortunio que acabaría con la muerte de 1.518 personas en la noche del 14 al 15 de abril, a las 11:40 horas tras chocar con un iceberg.

La película Titanic de James Cameron (1997) nos hizo revivir aquel apasionante amor entre Rose (Kate Winslet) y Jack (Leonardo DiCaprio), dos jóvenes que se conocen y enamoran a bordo de este transatlántico, y que también nos hizo llorar a moco tendido. Seguramente uno de los mejores momentos de la historia del cine donde nos recuerda que siempre tenemos que seguir lo que nos dicte el corazón. ¿Recuerdas su romántica escena? 

Puede que hasta sea una de tus películas favoritas, pero nadie nos contó que en esta increíble historia, el pueblo gallego de Camariñas, famoso por su encaje de bolillos, también se hundió en el Titanic.

Una mercancía de Camariñas en las bodegas del Titanic

Si echamos un poco la vista atrás, el pueblo de Camariñas perteneciente a la provincia de A Coruña y la comarca de Tierra de Soneira de la Costa da Morte "Concentraban el 90% de 'palilleiras' de Galicia, una artesanía de encajes hechos con bolillos en pleno auge y que dedicaba la mayor parte de su producción a la exportación, sobre todo a Cuba, Argentina, Uruguay, Puerto Rico y Estados Unidos". Así lo asegura Rafael Lema en una investigación, en la que otorga a la palilleira Concepción Rodríguez, la "encajera del Titanic" una de las pocas que se escapó de anonimato", explica el Faro de Vigo.

Así fue como una de las cajas de labores de esta palilleira se embarcó dentro del Titanic para viajar rumbo a América. Evidentemente, con el paso del tiempo, este hecho pudo ser avalado por la propia Fundación Titanic donde exponen que "Una caja de encajes de Camariñas era la única mercancía española que viajaba a bordo de las bodegas del Titanic". Al no recibir la mercancía que tenía que llegar vía New York a Los Ángeles, se llegó a la conclusión de que había naufragado en el transatlántico.

Faro Vilán, Camariñas, A Coruña
Faro Vilán, Camariñas, A Coruña.
Turismo de Camariñas

¿Qué podemos ver en Camariñas?

Este pueblo marinero es uno de los más emblemáticos de Galicia. Además de que este nos traslade a la fascinante historia del Titanic, si visitamos esta localidad podemos encontrar maravillosas playas salvajes, una de las dunas rampantes más grandes de toda Europa o el único jardín marino del mundo. Su Faro Vilán, el primer faro electrificado de España en 1896, fue declarado Sitio Natural de Interés Nacional en 1933. 

Cada 16 de julio, la gente del mar de Camariñas festeja con pasión y devoción a su patrona en la Fiesta de la Virgen del Carmen donde actividad y los nervios comienzan ya el día anterior, engalanando los barcos con banderas y cintas de colores. Desde los miradores de O Trece y A Pedrosa tendrás una fabulosa panorámica de la costa abrupta de Camariñas y de la fuerza del océano Atlántico.

¿Cómo llegamos a este pueblo gallego?

La distancia entre Camariñas y A Coruña es de unos 88 kms por carretera. Para llegar a la localidad, lo más rápido es coger la AG-55 hacia Carballo para continuar durante aproximadamente 60 kms hasta la incorporación de la AC-552 dirección Vimianzo. A continuación, desde la AC-432 llegaremos hasta el pueblo pesquero de Camariñas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento