Auvernia, la desconocida región de Francia con 80 cráteres volcánicos

Macizo Central.
Macizo Central.
Razvan / iStock
Macizo Central.

La resplandeciente capital parisina, la idílica Costa Azul, los castillos del Valle del Loira... Francia está repleta de increíbles lugares que hacen que el país sea año tras año el más visitado por los turistas en todo el mundo. Sin embargo, a pesar de su popularidad, algunas zonas pasan desapercibidas ante el ojo del viajero aunque sean muchas las maravillas  que guardan. Es el caso de Auvernia, una gran región ubicada en pleno centro del país galo.

Fuera de las fronteras nacionales, este lugar no es muy conocido, pero sin duda merece la pena visitarlo. Aquí nos esperan desde pintorescos pueblos hasta una naturaleza exuberante marcada por un paisaje volcánico de gran valor.

Chaîne des Puys.
Chaîne des Puys.
Ocni Design / iStock

Antes de empezar a explorar la región de Auvernia hay que tener en cuenta que se divide en cuatro territorios: el departamento de Alier al norte con la ciudad de Vichy, Puy-de-Dôme en el centro con la capital en Clermont-Ferrand y Cantal y Haute-Loir en el sur. “Las zonas de volcanes son principalmente el Puy-de-Dôme y el Cantal, y forman parte del Parque Natural Regional de los volcanes de Auvernia”, cuentan a 20minutos desde la Oficina de Turismo de la región. Además, la primera de todas es la más visitada, donde destacan “la Chaîne des Puys (colinas volcánicas), el volcán Puy de Dôme, el macizo de Sancy, los lagos volcánicos y las iglesias románicas”, detallan.

La cadena de los Puys

La Chaîne des Puys, o cadena de los Puys, es una zona geológica de inmenso valor dentro del Macizo Central, y es que con sus 80 cráteres volcánicos ya extintos, ha sido catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La cumbre más célebre de este increíble paisaje, el Puy de Dôme, se alza con sus 1.465 metros de altura y una majestuosidad que asombra a todo aquel que lo admira.

Puy de Dôme.
Puy de Dôme.
Sylvain Robin / iStock

Las actividades en el lugar incluyen “paseos alrededor de la cumbre y las visitas a los centros de interpretación y al Templo de Mercurio”, señalan. Este último es un templo galo-romano construido en el siglo II en la cima del volcán. Para subir a lo alto de la montaña, se puede llegar fácilmente y en tan solo 15 minutos a bordo del tren cremallera Panoramique des Dômes o bien hacer una ruta de senderismo y ascender a pie.

Volcanes de récord y preciosos lagos naturales

El punto más alto de todo el Mazico Central es el Puy de Sancy y sus 1.886 metros de altura. La mejor opción, y la más espectacular, para llegar hasta su cumbre es a través de un teleférico y su recorrido de vértigo. Otra manera es llegar haciendo senderismo con una ruta de alto nivel y de 3 horas y media de duración desde el pueblo de Mont-Dore. Sea como sea, una vez allí, podremos disfrutar de una panorámica sobrecogedora de este entorno natural tan privilegiado.

Puy Mary.
Puy Mary.
digital_eye / iStock

Por otro lado, en la zona también encontramos un lugar de récord, y es que el monte Cantal está formado por los restos del volcán más grande de toda Europa, ocupando un área de 2.700 metros cuadrados. Y en pleno corazón del monte se alza el imponente Puy Mary: “en forma de pirámide y con 1787 metros de altura ofrece una vista panorámica excepcional hasta el Mont Blanc”, destacan. Para alcanzar su cima podemos hacer una ruta de senderismo que parte del puerto de montaña Pas de Peyrol y nos adentra en un bello paisaje de valles glaciares, mesetas de pastos y colinas rocosas.

A los volcanes se suman los preciosos lagos naturales que salpican la región. Algunos ejemplos son los de Servières y Pavin, de ambiente tranquilo y pacífico, “ideales para la pesca”, o Aydat y Lac du Bouchet, “perfectos para la natación y las actividades acuáticas”, detallan. Incluso existe una ruta de 198 kilómetros y nueve días de duración que nos descubre estas increíbles masas de agua partiendo desde la comuna de La Bourboule.

Lago Pavin.
Lago Pavin.
Gaël Fontaine / iStock

Poblaciones llenas de encanto

Más allá de este espectacular entorno natural, también vale la pena visitar las encantadoras poblaciones que llenan de vida la región. Por ejemplo, en la zona norte, Clermont-Ferrand, espera al visitante con una riqueza patrimonial sin igual.

Tal y como señalan desde la Oficina de Turismo, en la ciudad destacan dos monumentos: “la basílica de Notre Dame du Port, un hermoso edificio románico y la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, hecha de piedra de lava y con altas agujas góticas”. Imprescindible es también hacer una pausa para descansar en los cafés y restaurantes de la place de la Victoire o bien pasear por la place de Jaude y sus muchos comercios.

Clermont-Ferrand.
Clermont-Ferrand.
lucentius / iStock

Por su parte, en la zona sur, aguarda la espléndida ciudad de Le Puy-en-Velay, el punto de inicio de la Voie du Puy, una de las cinco vías principales que parten de Francia hacia Santiago de Compostela. La urbe nos regala varias joyas del arte románico, con su magnífica catedral como elemento principal. Este edificio “presenta influencias de la España musulmana y del mundo oriental”, nos cuentan desde su Oficina de Turismo.

El otro monumento que sobresale en el horizonte de Le Puy-en-Velay es la capilla de Saint-Michel d'Aiguilhe, un templo religioso construido en el siglo X sobre la chimenea de un volcán socavado por la erosión. Este santuario se convirtió en todo un centro de peregrinación durante la Edad Media y, a día de hoy, subir sus 268 escalones sigue siendo algo que no nos podemos perder en nuestra visita a la ciudad.

Capilla de Saint-Michel d'Aiguilhe en Le Puy-en-Velay.
Capilla de Saint-Michel d'Aiguilhe en Le Puy-en-Velay.
Xantana / iStock

Además, la región puede presumir de acoger a once de los pueblos más bonitos de toda Francia, como son Charroux, Montpeyroux o Salers. Todo ellos tienen en común una arquitectura marcada por las piedras volcánicas, los techos de tejas, las murallas y las calles empedradas.

La mejor forma de visitar Auvernia

Para llegar hasta Auvernia desde España en avión, las opciones son volar al aeropuerto de Lyon Saint-Exupéry o bien hacer escala en el de París para después dirigirnos al aeropuerto de Clermont-Ferrand. En todo caso, será siempre recomendable alquilar un coche a nuestra llegada, ya que es necesario para moverse por la región.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Beatriz Pérez
Redactora de Viajes '20minutos'

Graduada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Pasé por la revista Viajar como redactora web y desde 2022 continúo con esta pasión en 20minutos, mostrando que hay demasiadas maravillas en este planeta como para quedarse en casa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento