Análisis del Kobo Elipsa, un lector de libros electrónicos para leer y escribir

El Kobo Elipsa es un lector de libros electrónicos pensado para tomar notas, tanto en los propios libros como en formato bloc
El Kobo Elipsa es un lector de libros electrónicos pensado para tomar notas, tanto en los propios libros como en formato bloc
Kobo

Los lectores de libros electrónicos son una tecnología relativamente madura que tiene tanto amantes como detractores, aquellos que vaticinan el fin del papel y los que juran que jamás abandonarán el libro tradicional. 

Es innegable que estos dispositivos tienen virtudes y que se han ido mejorando con el tiempo: permiten llevar miles de libros allá dónde vaya el usuario con un peso ridículo, tienen baterías que pueden durar semanas o incluso meses, cuentan con pantallas de alta resolución que a veces son difíciles de diferenciar del tradicional volumen de celulosa y tienen luz integrada para poder leer cómodamente en cualquier ambiente y circunstancia.

Los defectos esgrimidos por sus detractores se suelen referir más a sensaciones, olores y sentimientos, que a defectos reales, pero dos de ellos han sido tradicionalmente su pequeño tamaño, que para manuales y libros técnicos es un inconveniente, y que sobre ellos no se puede subrayar y tomar notas. Hasta ahora.

Su pantalla de tinta electrónica de 10,3" tiene 277 píxeles por pulgada

El Kobo Elipsa es un lector de libros electrónicos de grandes dimensiones con vocación de bloc de notas. Su panel de 10,3 pulgadas es enorme comparado con los de los tradicionales ‘kindles, además, aunque no tiene la mayor resolución del mercado, sus 277 píxeles por pulgadas ofrecen una calidad de visualización excepcional, reforzada por una retroiluminación potente, que permite usarlo de noche, aunque se echa en falta que la temperatura de la luz sea variable como en otros dispositivos de este tipo, algo práctico para no cansar la vista.

Además, su gran tamaño lo hace ideal para visualizar manuales o documentos PDF y tomar notas sobre ellos gracias al ‘stylus’.

Además de su 'stylus', una de sus principales virtudes es su gran tamaño
Además de su 'stylus', una de sus principales virtudes es su gran tamaño
Kobo

Luces y sombras del lápiz sobre tinta electrónica

El lápiz digital es cómodo de utilizar y similar al resultado que obtendría el usuario con un boli sobre una libreta. 

Eso sí, la tecnología Carta 1200 e-ink que utiliza no tiene una tasa de refresco tan alta como la de un móvil o una tableta y existe cierto retraso entre el momento en el que el ‘stylus’ dibuja un trazo y este aparece en pantalla. Este ‘lag’ no impide la escritura una vez el usuario se acostumbra, pero sí que demuestra que la tinta electrónica tiene margen de mejora.

La experiencia como lector de libros electrónicos es muy buena. Las páginas se pasan rápido y la calidad y nitidez de la imagen, tanto en los caracteres como en las ilustraciones es excelente

Un dispositivo pesado, más con la funda puesta

Uno de sus principales defectos es el peso, si lo usamos sin la funda que viene incluida, es cómodo de manejar incluso con una sola mano durante un rato, pero si añadimos los más de 300 gramos del estuche, el Kobo Elipsa se vuelve un dispositivo pesado y que fatiga tras unas cuantas horas de lectura.

La funda, además de proteger el dispositivo en los traslados, permite situarlo apoyado en diversas posiciones, algo práctico si leemos en en un tren o un avión y tenemos una mesa disponible, o si se toman notas con el dispositivo reposado sobre un pupitre.

El Kobo Elipsa pesa unos 300 gramos

En cuanto a su autonomía, siempre es difícil de calificar en un dispositivo como éste. A factores que influyen, como las horas diarias de lectura o el uso o no de la iluminación, hay que sumar el tiempo que el usuario pase escribiendo, pero lo cierto es que, a pesar de contar con esta nueva funcionalidad, el Kobo Elipsa es capaz de aguantar varias semanas sin pasar por el enchufe.

Este ‘ereader’ cuenta con un único botón de encendido y un puerto USB-C que sirve tanto para la carga como para la transmisión de datos. Tiene una memoria interna de 32 GB y conexión wifi para acceder a la tienda de libros de Rakuten. Soporta los principales formatos de libro electrónico y también es capaz de leer –entre otros– archivos PDF, JPEG, PNG, HTML, CBZ y CBR (cómics).

Su precio de 400 € lo convierte en uno de los más caros del mercado, pero también es uno de los pocos que es también una libreta y con una pantalla tan grande ideal para los acostumbrados a la lectura de manuales o documentos.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento