Google ofrece más por mucho menos: los Pixel Buds A Series son los auriculares que querrás si eres Android

Pixel Buds A Series
Probamos los Pixel Buds A Series, los últimos auriculares de Google.
20BITS
Probamos los Pixel Buds A Series, los últimos auriculares de Google.
20BITS
Valoración:

Parece que 2021 va a ser el año de los auriculares inalámbricos y que vamos a ver muchos, muchísimos de estos wearables. Google también lo tiene claro y quiere convertirse en uno de los jugadores clave de esta no tan nueva liga con algo difícil a lo que resistirse: buena tecnología a buen precio.

Los nuevos Google Pixel Buds A-Series son la propuesta ‘barata’ de los de Mountain View para que disfrutes del sonido sin cables. Usamos las comillas porque sí, son mucho más económicos que los Google Pixel Buds, los hermanos mayores que la firma sacó hace un año, pero no dejan de costar 99 euros y por lo tanto no se pueden considerar una ganga total. No olvidemos que ahora muchas marcas ofrecen auriculares por casi una tercera parte de ese precio.

En 20Bits hemos estado probando estos buds durante unos días y os vamos a contar todo sobre ellos.

Google Pixel Buds A Series
Google Pixel Buds A Series están disponibles en blanco y verde.
20BITS

Especificaciones técnicas

  • Dimensiones de cada auricular: 20,7 x 29,3 x 17,5 milímetros y 5,06 gramos
  • Dimensiones del estuche de carga: 63 x 47 x 25 milímetros / 42,8 gramos
  • Colores: blanco, verde
  • Audio: transductor de altavoz dinámico de 12 mm diseñado a medida, reducción de ruido pasiva, ventilación espacial para reducir la presión interna del oído y ser consciente de lo que sucede alrededor
  • Micrófonos: duales con tecnología de conformación de haces
  • Autonomía de los auriculares: hasta 5 horas en reproducción continua y 2,5 horas en llamada
  • Autonomía con el estuche de carga: hasta 24 horas en reproducción continua y 12 horas en llamada
  • Carga rápida: 15 minutos de carga dan hasta 3 horas de reproducción o hasta 1,5 horas de conversación
  • Carga del estuche: USB-C
  • Almohadillas: 3 opciones de tamaño (pequeño, mediano y grande)
  • Conectividad: Bluetooth 5.0
  • Sensores: sensores táctiles capacitivos para música, llamadas y controles del Asistente de Google, sensor único de proximidad por infrarrojos para que la función de detección de auricular reproduzca y detenga el audio automáticamente, acelerómetro con detección de movimiento
  • Resistencia al agua: IPX4 (resistencia a salpicaduras y al sudor)
  • Compatibilidad: cualquier dispositivo Bluetooth 4.0 o superior, incluyendo dispositivos Android, iOS, tablets y portátiles. Para usar todas las funciones se requiere una cuenta Google y Android 6.0 o superior
  • Precio:99 euros

Diseño: su forma no es para mí

Los nuevos auriculares de Google tienen un diseño que resulta familiar. Efectivamente, su forma y apariencia es igual a la de los Pixel Buds, los de gama alta que la marca sacó hace un año. Se diferencian de estos en que vienen en un color nuevo (verde) y que pesan algo menos.

La marca indica que disponen de unos orificios de ventilación que reducen la presión en el oído y que cuentan con la certificación IPX4 de resistencia al sudor y a las salpicaduras. Esto último no viene mal si los quieres usar para hacer ejercicio o si estás con ellos bajo la lluvia -los que no incluyen esta certificación también pueden usarse para estas cosas, claro, pero probablemente a la larga se terminarán deteriorando-.

Cuando abrimos la caja encontramos un estuche blanco con forma ovalada de tacto suave y con la clásica tapa que ya estamos acostumbrados a ver en la mayoría de los auriculares inalámbricos. Esta funda lleva solo un pequeño LED para indicar la batería de los buds y el puerto de carga, que es USB tipo C.

Los auriculares van dentro -en mi caso, los de color verde-. La parte superior lleva la G de Google, son de tipo botón con almohadilla y tienen un elemento diferenciador que ya tenían sus hermanos mayores: llevan un arco estabilizador, como una ‘antenita’ arriba, para que al colocarlos no se muevan ni un pelo. Y no lo hacen, eso seguro.

Al llevar almohadillas la firma incluye en la caja 3 tamaños distintos para que elijamos la que mejor se adapte a nuestra oreja. Por defecto viene puesta la talla M, pero te recomendamos que pruebes las otras y encuentres con la que vayas más a gusto.

Personalmente no me gustan los buds que son intrauriculares, me suelen molestar en la oreja y me dan bastante sensación de agobio. El arco estabilizador no ayuda a que sean menos molestos. Pero, claro, esto ya es a gusto del consumidor. Independientemente de esto, puedo decir que el diseño es bonito, son ligeros y el tacto es bastante agradable.

Google Pixel Buds A Series
Google Pixel Buds A Series son de tipo botón con almohadilla y arco estabilizador.
20BITS

Sonido correcto

Sin ser una revolución -ningún auricular que se mueva en estos precios lo es-, estamos ante unos buds que se escuchan bastante decentemente tanto en el terreno de la música como en el de las llamadas. También a nosotros se nos oye bien cuando hablamos con ellos por teléfono, por lo que los micrófonos son igualmente correctos.

Estos auriculares no tienen reducción activa de ruido, pero sí integran una función de reducción de ruido, de manera que son capaces de adaptarse según el ruido que haya en el exterior. Por ejemplo: si estamos en casa con ellos, un espacio en el que previsiblemente no habrá mucho barullo, y salimos a la calle adaptarán el volumen para que el ruido ‘se quede fuera’. Es una función que va bien, pero sin tirar cohetes. No hay una diferencia abismal.

Normalmente, el hecho de que sean intrauriculares implica que suelen aislar bastante y ofrecer un sonido muy envolvente. No es el caso -o no tanto como otros- de estos buds, si bien creo que es algo intencionado por parte de Google dado ese conducto de ventilación que mencionábamos antes. Por mí, perfectísimo.

Google Pixel Buds A Series
Google Pixel Buds A Series ofrecen hasta 24 horas de reproducción con la carga del estuche.
20BITS

Control y Asistente de Google

Los Google Pixel Buds A-Series, como la mayoría de estos wearables, se pueden controlar por gestos. Si tocas una vez podrás reproducir/pausar lo que estés escuchando o responder llamadas, si tocas dos veces pasarás a la pista siguiente y si tocas tres veces volverás a la pista anterior. Sus hermanos mayores tenían además la posibilidad de deslizar el dedo para controlar el volumen, cosa que estos no tienen.

Lo que sí tienen también es la posibilidad de conectar con el Asistente de Google directamente con los gestos -puedes seguir llamándolo también con el clásico ‘OK, Google’-. Bastará con que mantengas presionado uno de los auriculares para que puedas empezar a pedir deseos a este genio de la lámpara... con una pega: solo podrás hacerlo si tienes una cuenta de Google y si usas un dispositivo con Android 6.0 o superior, es decir, olvídate de esta función si eres iOS.

Y, ojo, que esto no es lo único de lo que tienes que despedirte si usas un iPhone: no podrás acceder a la app dedicada que tiene Google para estos auriculares, desde la que puedes cambiar los gestos o activar y desactivar el sonido adaptativo, por ejemplo; tampoco podrás invocar a Siri y no podrás usar el fast pairing o emparejamiento rápido.

Por último en este apartado, en estos buds han añadido la traducción en tiempo real de más de 40 idiomas de las conversaciones con el Asistente de Google, siempre y cuando usemos un teléfono con Android 6.0 o superior. De nuevo, olvídate si usas un móvil de Apple.

Google Pixel Buds A Series
Lo cierto es que la sujeción de estos buds es perfecta y no se mueven nada.
20BITS

Manejo muy sencillo

Si eres Android, su emparejamiento no podría ser más fácil. De la misma forma que hacen los AirPods con Apple, solo tienes que abrir la tapa del estuche y el móvil/tablet los detectará automáticamente. Pan comido.

En el caso de iOS la detección no es automática y tendrás que hacerlo a la vieja usanza: con la tapa abierta, pulsa el botón de emparejamiento y ve a la lista de Bluetooth del iPhone o del iPad. Aparecerán enseguida y solo tendrás que conectarte. No es complicado, pero en este nuevo mundo de rapidez-convertida-en-vagancia tecnológica dar dos pasos en vez de uno siempre da pereza.

Como suele ser habitual, también son capaces de detectar cuándo están puestos en el oído para pausar la reproducción si los quitamos y volver a iniciarla al ponerlos.

Como decíamos antes, se controlan por gestos sencillos y tienen también una app dedicada en Android desde la que podrás hacer algunos cambios en su configuración.

Google Pixel Buds A Series
El estuche lleva un LED en la parte de fuera para indicar la batería y el emparejamiento.
20BITS

Batería y carga

La autonomía se mantiene con respecto a los Pixel Buds de gama alta: ofrecen hasta 5 horas de tiempo de reproducción continuo en los auriculares con una sola carga, que se puede aumentar hasta las 24 horas si sumamos la del estuche. Esta autonomía baja a la mitad en llamadas.

Eso sí: el estuche pierde la funcionalidad inalámbrica mediante estándar Qi -se carga mediante USB-C solo-, pero gana funcionalidad quick charge, con hasta 3 horas de reproducción con solo 15 minutos de carga.

Resumen

PUNTUACIÓN 20BITS: 8/10


  • Lo mejor: su relación calidad-precio, su batería, su ligereza y su discreto diseño.

    Lo peor: su forma me resulta incómoda y no me convence y si usas iOS como sistema operativo estos auriculares no son para ti.

Sin ser unos auriculares que me encanten por su forma -es más, me resultan bastante incómodos, pero esto dependerá de las orejas de cada uno-, puedo decir que su relación calidad precio es más que buena.

Las diferencias con los de gama alta son mínimas -la carga inalámbrica, el control táctil del volumen, la reducción del ruido por viento y poco más- y cuestan exactamente 100 euros menos, pasando de 199 euros a 99 euros.

No podemos decir que sean los auriculares más chollo del mercado, sobre todo cuando algunas marcas están tirando los precios y ofreciendo buds -o pseudo buds, al menos- por apenas 10 euros, pero sí son una propuesta bastante económica para la tecnología que tienen.

¿Pegas? Como digo esta forma no es para mí y -esto es para todo el mundo- estos no son los auriculares que buscas si tienes un iPhone. Muchas funciones no se podrán usar si tienen iOS como sistema operativo y perderás parte de la experiencia. Un poco lo mismo que pasa si eres Android y te compras unos AirPods.

El diseño es bonito, son ligeros, el sonido está bien y la batería es duradera. ¿Los recomiendo? Si te gusta este formato intrauricular y eres Android, sin duda estos son tus buds.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento