Logo del sitio

El prototipo de la NASA para viajar de Madrid a Nueva York en 3 horas finaliza parte de sus pruebas con éxito

Vuele el Concorde, el avión supersónico de la NASA, esta vez más silencioso.
Vuele el Concorde, el avión supersónico de la NASA, esta vez más silencioso.
Lockheed Martin

Entre los objetivos a corto plazo que tiene la NASA está el de recuperar los vuelos supersónicos después de que hayan pasado dos décadas desde que el 'Concorde' dejará de estar en activo y surcase los cielos por todo el mundo.

Ahora, la Agencia Espacial Estadounidense, está desarrollando el programa X-59 Quiet Supersonic Technology Aircraft o lo que es lo mismo, la Aeronave con Tecnología Supersónica Silenciosa cuyo objetivo es conseguir reducir la explosión sónica de estos aparatos.

La explosión de sonido es un fenómeno que se produce cuando se consigue traspasar la velocidad del sonido que es de 1.200 kilómetros por hora, lo que da lugar a algo parecido a una gran explosión que se puede escuchar a kilómetros de distancia.

Precisamente, esta era una de las principales desventajas que tenía el Concorde y que acabó con su continuidad. Al parecer, la solución a este problema pasa por el éxito de un primer prototipo que ha realizado de manera satisfactoria unas pruebas de vuelo en Texas, Estados Unidos.

En un comunicado de la NASA, han asegurado que estas pruebas en tierra “se efectuaron para garantizar la capacidad de la aeronave” y que sea capaz de “soportar las cargas y tensiones del vuelo supersónico”.

El X-59 tendrá una longitud de unos 30 metros y la velocidad para que está diseñado es 1,4 veces la velocidad del sonido, es decir, unos 1.700 kilómetros por hora. Esto permitirá un vuelo entre Madrid y Nueva York en apenas tres horas y media.

Además, aclararon que “los sistemas de combustible del vehículo también se calibraron y probaron en  Far Worth”. En estas instalaciones en California es donde se encuentra actualmente el departamento de la compañía que se encarga de los proyectos secretos y de mayor complejidad.

Aquí se continuarán las pruebas necesarias para poder avanzar en su camino hacia “su primer vuelo” desde que comenzase su desarrollo en 2016. El plan inicial apresuró que el primer vuelo se produciría en el año 2020, pero que debido a una serie de retrasos, nunca llegó a ser posible.

Actualmente, las fechas se han actualizado y se espera que a finales de este año 2022 podamos ver ya en acción a la aeronave que lleva en pruebas desde 2018. Así anunciaban su vuelta en Twitter.

Tras muchas horas de simulaciones, las partes del X-59 se juntaron en junio de 2019 y hasta el momento, todas las pruebas que se han ido realizando, han resultado satisfactorias. 

Las siguientes fases de este aparato se realizarán sobre zonas pobladas para comprobar si se ha conseguido reducir la explosión del sonido. La NASA ha hecho una predicción de que estos ensayos comenzaran a ejecutarse en 2024.

El nivel acústico que se han puesto con objetivo es de 75 dB, es decir, sería algo así como escuchar el sonido de un coche cerrándose a seis metros. 

Si se cumplen los plazos estimulados, Lockheed Martin y la NASA recibirán una respuesta de los reguladores en 2028 para que concluya el programa de desarrollo y se abra la puerta a que los fabricantes de aeronaves viertan todo lo aprendido.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento