Una autora encuentra libros falsos con su firma en Amazon generados por inteligencia artificial

Los servicios de libros electrónicos han comenzado a llenarse de historias generadas por Inteligencia Artificial.
Los servicios de libros electrónicos han comenzado a llenarse de historias generadas por Inteligencia Artificial.
Spencer de Unsplash
Los servicios de libros electrónicos han comenzado a llenarse de historias generadas por Inteligencia Artificial.

La autora Jane Friedman, cofundadora de Open Road Integrated Media que vende eBooks, ha descubierto que se estaban comercializando varios libros en Amazon y Goodreads firmados por ella que no eran suyos. Posiblemente, estaban llenos de contenido generado con Inteligencia Artificial, que está comenzando a usarse para crear textos supuestamente escritos por autores conocidos.

Según cuenta en su blog, ella prefiere que sus libros se pirateen a que utilicen su nombre para contenido basura. "Quienquiera que esté haciendo esto obviamente se está aprovechando de los escritores que confían en mi nombre y piensan que realmente he escrito estos libros –apunta-. No lo he hecho. Lo más probable es que hayan sido generados por IA". 

No es la primera vez que algunos usuarios utilizan herramientas con IA como ChatGPT para contar historias y venderlas en Amazon como libros escritos por ellos o por autores famosos. El medio de comunicación Vice informó que se habían encontrado docenas de libros generados por Inteligencia Artificial repletos de tonterías y que se posicionaron en las listas de betsellers de Kindle. 

Friedman compara los libros supuestamente escritos por ella con escombros. De hecho, la autora explica que plataformas como Goodreads y Amazon se están convirtiendo en "incendios de contenedores de basura".

En su publicación, Friedman señala que, pese a lo que puedan pensar algunos, ella no controla los libros que se muestran en su perfil de Goodreads, ni aprobarlos o eliminarlos fácilmente. Basta con que un usuario le dé la autoría de libros falsos para que aparezcan ahí y la autora está preocupada porque los usuarios se los atribuyan.

Friedman tuvo que ponerse en contacto con 'bibliotecarios' voluntarios para alertar de que los libros que aparecían en su perfil de Goodreads no eran suyos. Según detalla, para el proceso, tuvo que unirse a grupos específicos y publicar en hilos de comentarios para solicitar la eliminación de esas supuestas publicaciones suyas. En su caso, tardaron horas en eliminar los títulos ofensivos de su perfil.

En Amazon, la compañía solicitó los números de registro de marca relacionados con su reclamo. Como Friedman no tiene una marca comercial con su nombre, tuvo que dejar que los libros fraudulentos siguiesen a la venta. Por suerte, los títulos terminaron eliminándose gracias a que la autora contó su historia y se viralizó.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento