Logo del sitio

La última estafa con códigos QR: los ponen en los parquímetros y llevan a una web que simula ser el gestor del pago

  • Esta práctica se ha detectado por ahora en Texas, pero dada su sencillez no sería de extrañar que se extendiera al resto del mundo. El QR lleva a una web que simula gestionar el pago desde el móvil, pero realmente va a los bolsillos del estafador.
  • El uso de códigos QR se ha normalizado a raíz de la pandemia y, con ello, han crecido los estafadores que recurren a este tipo de tecnología para engañar a la gente.
  • El peligro que se esconde detrás de los códigos QR: ¿qué amenazas supone y cómo evitarlo?
Los parquímetros de Austin no usan códigos QR por su fácil manipulación.
Los parquímetros de Austin no usan códigos QR por su fácil manipulación.
austintexas.gov

El auge de los códigos QR a raíz de la pandemia ha normalizado su utilización en muchos establecimientos, sin embargo, hay que tener cuidado con los enlaces a los que accedemos a través de ellos. Mucha gente desconoce que esta tecnología puede ser usada por estafadores para engañar a las personas, algo que ha ocurrido de manera masiva en los parquímetros de algunas ciudades de Texas (Estados Unidos).

Varios oficiales de control de estacionamiento han hallado pegatinas con códigos QR falsos en estaciones de pago en Austin, Houston y San Antonio. Según han explicado, los estafadores pretendían engañar a las víctimas para que pagasen sus tickets a través de un enlace fraudulento.

La policía de San Antonio alertó de la estafa a través de su cuenta de Twitter el pasado 20 de diciembre. “Las personas que intentan pagar el estacionamiento usando esos códigos QR pueden haber sido dirigidas a un sitio web fraudulento y enviado el pago a un proveedor fraudulento”, detallaban en el tuit.

Una publicación de Fox 7 Austin informó que en la ciudad de San Antonio se habían descubierto más de 100 parquímetros con códigos falsos. Tras este aviso, el Departamento de Transporte de Austin empezó a comprobar sus estaciones de pago.

Según un artículo de KXAN, los funcionarios de Austin comprobaron que 29 parquímetros de los 900 que tienen en la ciudad tenían códigos QR falsos. Parece ser que estos códigos dirigían a las víctimas a un sitio web que supuestamente permitía el “pago rápido” cuyo dominio era ‘passportlab.xyz’. Afortunadamente, esta dirección ya está inoperativa, pero todavía se desconoce cuántas personas fueron engañadas.

Jason Redfern, gerente de la división de estacionamiento de Austin, aclaró en KXAN que no usaban códigos QR “porque son fáciles de falsificar o colocar en los dispositivos”. No obstante, frente a las estafas que ha habido, los funcionarios de Austin notificaron en un comunicado que “continúan inspeccionando las más de 900 estaciones de pago de la ciudad para asegurarse de que no haya códigos QR adicionales en uso”.

A pesar de las estafas que puede haber, son muchos los locales que optan por emplear esta tecnología para evitar en la medida de lo posible la manipulación de objetos en plena pandemia. Por ese motivo, es importante vigilar si la página a la que redirige el código es oficial del establecimiento o por lo contrario es una página web maliciosa.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento