Logo del sitio

Estas eran las estafas que realizaba la banda detenida por la Guardia Civil en Alicante: desde phishing hasta adquisición de criptomonedas

En España se han detenido a ocho personas.
En España se han detenido a ocho personas.
20BITS

Ayer, día 27 de diciembre, la Guardia Civil detuvo en Alicante a una red que estaba dedicada a cometer estafas a través de las técnicas phising y smishing.

Según informa la Guardia Civil en su página web, la operación se inició en abril de 2020 tras realizar un ataque masivo a un gran número de clientes de una entidad bancaria mediante smishing a los móviles de los afectados, consiguiendo estafar 600.000 euros a un total de 106 víctimas.

Por otro lado, esta banda invertía el dinero robado de las cuentas en criptomonedas para blanquearlo, de esta manera, no dejaban ningún tipo de rastro.

Así empleaban el phising y smishing

La banda envía un mensaje de texto a los usuarios haciéndose pasar por sus entidades bancarias, de esta manera, cuando las víctimas caían en la trampa, los autores se hacían con el control de las cuentas desde la plataforma online del banco y modificaban la forma de acceso.

Cuando tenían el control hacían transferencias de 5.000 euros desde las cuentas de los afectados a las cuentas de las personas conocidas como ‘mulas del dinero’ que estaban dadas de alta en empresas financieras en línea. Estas mulas transfieren el dinero de origen ilegal recibido en cuenta y a cambio reciben una comisión.

Los investigadores localizaron a 28 mulas que por sus cuentas pasaron 462.000 euros del dinero estafado a las víctimas, mientras que otros 128.000 euros se robaron con una metodología similar a varios comercios en París (Francia).

La inversión en criptomonedas

Como he mencionado anteriormente, al transferir el dinero a las cuentas de las mulas, los ciberdelincuentes lo invertían en criptomonedas para blanquear el dinero negro, además, evitaban el rastreo por parte de los investigadores. La Guardia Civil afirma que “la principal característica de la criptomoneda es que los datos de origen y el destino están cifrados haciendo muy difícil su seguimiento”.

Cuando adquirían estas monedas, se transferían a las cuentas de los miembros de la banda para permanecer en el anonimato. Asimismo, el uso de medios digitales facilitó a los delincuentes la posibilidad de operar desde cualquier parte del mundo, lo que ha supuesto un trabajo adicional en la investigación policial.

La Guardia Civil indica que “la investigación sigue abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento