¿Es ilegal todo en la darkweb? Lo que debes saber si quieres entrar en este oscuro y secreto rincón de Internet

Los ciberdelincuentes suplantan al SEPE para acceder a los datos personales y bancarios de sus víctimas.
La darkweb opera fuera del alcance de las fuerzas de seguridad y la supervisión gubernamental.
towfiqu barbhuiya vía Canva.com
Los ciberdelincuentes suplantan al SEPE para acceder a los datos personales y bancarios de sus víctimas.
Luis Corrons, Security Evangelist de Avast

Luis Corrons

  • Security Evangelist de Avast

Cuando se trata de Internet, la mayoría de nosotros sólo rascamos la superficie. La gran mayoría de lo que conocemos y utilizamos a diario es la surface web, que incluye todos los sitios a los que se puede acceder fácilmente a través de un motor de búsqueda como Google o Bing. No obstante, más allá de esta surface web hay un espacio mucho más grande y misterioso conocido como deep web. Y es desde dentro de esa web donde se encuentra un rincón aún más secreto y controvertido de Internet, la darkweb.

¿Qué es la darkweb?

La darkweb es una colección de sitios y servicios que existen en una red encriptada, accesible sólo a través de un software especial como el 'Navegador Tor'. Estos sitios y servicios son a menudo anónimos y operan fuera del alcance de las fuerzas de seguridad y la supervisión gubernamental.

Se asocia a menudo con actividades ilegales como el tráfico de drogas, la venta ilícita de armas de fuego y los servicios de piratería informática. Sin embargo, no todas las actividades de la web oscura son ilegitimas. Por ejemplo, periodistas y activistas han utilizado la web oscura para comunicarse y compartir información sin temor a la vigilancia gubernamental. Además, algunas personas utilizan la darkweb para adquirir bienes y servicios legales de forma anónima.

Para comprender correctamente el concepto de darkweb, previamente es importante entender la diferencia entre la surface web y la deep web. La primera es la parte de Internet que está a disposición del público. Es decir, la parte que todos conocemos y utilizamos a diario. La deep web, en cambio, es la parte de Internet que no está indexada por los motores de búsqueda. No es necesariamente maligna, aunque tampoco es fácilmente accesible al público. 

Por ejemplo, las cuentas bancarias en línea, las cuentas de correo electrónico y los sitios protegidos por contraseña forman parte de la deep web. La darkweb, por su parte, es una pequeña porción de esta que está deliberadamente oculta y a menudo asociada con actividades indebidas.

Conviene destacar que la darkweb no es lo mismo que la darknet, que es una red de conexiones privadas que existen dentro de Internet. Estas conexiones suelen ser utilizadas por organizaciones y particulares para comunicarse y compartir información de forma segura y privada.

¿Cómo entrar (de forma segura) en la darkweb?

Antes de pensar siquiera en conectarse a la darkweb, es crucial que se lleve a cabo mediante una VPN fiable y segura. Esto es importante para que se pueda ocultar de forma fiable la dirección IP y encriptar la conexión a Internet. Aunque ambas proporcionan encriptación, una VPN y Tor no son lo mismo.

Una vez que el usuario se haya conectado a una VPN, el primer paso para acceder a la darkweb es descargar e instalar un software especial. Este permite dirigir la conexión a Internet a través de una red de servidores, lo que dificulta que alguien pueda rastrear la actividad hasta el usuario.

Las direcciones de la darkweb, también conocidas como URLs onion, son diferentes de las direcciones web normales (URLs) porque terminan con ".onion" en lugar de ".com" o ".org". Estas no están indexadas por los motores de búsqueda normales, por lo que no se pueden encontrar mediante una búsqueda típica en Internet.

Hay varias formas de encontrar direcciones de la darkwek:

  • Directorios de la web oscura: 'The Hidden Wiki' o el sitio web DarkWebLinks son claros ejemplos. Estos pueden encontrarse a través de un motor de búsqueda, aunque conviene tener en cuenta que no todos los enlaces de estos directorios son seguros.
  • Redes sociales: Algunos usuarios comparten URLs onion en plataformas de redes sociales como Twitter o Reddit. Sin embargo, es posible que estos enlaces no estén verificados y lleven a sitios ilegales o peligrosos.
  • Referencias: Otros usuarios pueden compartir direcciones de la darkweb entre ellos directamente, a través de referencias personales. Esta puede ser la opción más segura, siempre que se tenga confianza en la persona que comparte el enlace.

Es importante tener en cuenta que no todos los sitios web de la darkweb son furtivos. No obstante, gran cantidad de ellos sí lo son, y es fácil tropezar accidentalmente con sitios indebidos. Por lo tanto, es importante ser precavido al acceder a la darkweb con cuidado, visitando, únicamente, sitios recomendados por una fuente de confianza.

Además, es importante tener un buen antivirus y antimalware instalado en el ordenador antes de acceder a la darkweb, ya que muchos sitios de la web pueden contener software dañino.

Seguridad y legalidad de la darkweb

En pocas palabras, la darkweb no es un lugar seguro. De hecho, es un refugio para ciberdelincuentes. El anonimato que ofrece facilita que los malos actores operen sin miedo a ser descubiertos. Además, es difícil saber con quién se está tratando, lo que incrementa la posibilidad ser víctima de estafas.

Aun así, no toda la actividad llevada a cabo en la darkweb es ilegal, como tampoco lo es acceder a ella. A pesar de ello, no es un lugar seguro y no se recomienda acceder a ella sin un propósito específico y con precaución. Además, las fuerzas de seguridad vigilan activamente la darkweb para identificar y perseguir a quienes se dedican a actividades delictivas.

También cabe señalar que la darkweb no es el único lugar en el que se llevan a cabo actividades ilegales en Internet. Muchos ciberdelincuentes operan también en la surface web y en la deep web. Sin embargo, la darkweb ofrece un mayor grado de anonimato y, por tanto, es una opción más atractiva para quienes buscan realizar actividades ilícitas.

En definitiva, se trata de una pequeña parte oculta de Internet con fuertes vínculos con actividades ilegales y debe abordarse con precaución. Es importante ser consciente de los riesgos y entender que el hecho de que algo esté en la darkweb no significa que sea legal. Es imprescindible asegurarse de protegerse mediante la búsqueda de información, la utilización de productos y productos de ciberseguridad y, finalmente, evitando tener contacto con la darkweb a menos que exista una razón específica y legítima para hacerlo.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento