Logo del sitio

Un estudio demuestra que Amazon te espía a través de Alexa para mostrarte anuncios personalizados

Amazon estaría recopilando datos de los usuarios cada vez que interactúan con Alexa.
Amazon estaría recopilando datos de los usuarios cada vez que interactúan con Alexa.
Pixabay

Según un informe de unos investigadores afiliados a la Universidad de Washington que se publicó la semana pasada, la empresa Amazon estaría utilizando los datos de voz de sus dispositivos Echo con el objetivo de publicar anuncios en sus propias plataformas.

Al parecer, la compañía estarían recopilando los datos de los usuarios en sus interacciones con Alexa a través de los altavoces inteligentes Echo para después emplearlos en “inferir en los intereses de los usuarios” y en “publicar anuncios dirigidos en la plataforma y fuera de ella” según este informe.

Además, con este tipo de datos tiene una gran demanda, lo que lleva a ofertas publicitarias que son “30 veces más altas por parte de los anunciantes”, ya que toda esta información que recopilan los comparten hasta con 41 socios publicitarios.

Amazon habría confirmado que sí que utilizan datos de voz de las interacciones con Alexa para informar a los anunciantes. Para aclarar esto, su portavoz, Lauren Raemhild, explicó esta situación en un correo electrónico.

La portavoz aseguró que es una situación similar a lo que el usuario experimenta si “hace una compra en Amazon.com. Si le decimos a Alexa que pida toallas de papel o que reproduzca una canción” el registro de la compra o de la reproducción “puede informar anuncios relevantes para que se muestren en Amazon”.

La empresa también ha confirmado que los clientes “Pueden recibir anuncios basados en intereses” y esto se da cuando “usan contenido prémium con publicidad” como música radio o retransmisión de noticias, aseguró Raemhild.

Según Amazon, las grabaciones no se comparten con los desarrolladores, sino que ellos “obtienen la información de por ejemplo el nombre de la canción que va a reproducir” y que, por lo tanto, ellos no comparten “la información personal de los clientes sin su consentimiento”.

El director de esta investigación, Umar Iqbal, junto a su equipo de científicos, crearon un marco de auditoría para medir la recopilación de datos de publicidad en línea. Después, escogieron a varias personas para que interactuasen con Alexa con unos intereses específicos como mascotas, moda, bebidas o salud.

El análisis de estos datos determinó que cada una de estas personas recibió anuncios en función de sus intereses por lo que se llegó a la conclusión de que las interacciones de las personas con Alexa se utilizaron para la orientación de anuncios en la web y de audio.

Con esto, los investigadores ya contaban con pruebas de que se usan estos datos para orientar anuncios y que para llegar a esto, ha habido un intercambio significativo de datos entre varias partes implicadas.

En el informe se verificó que compartieron transcripciones procesadas y no audios sin procesar como dijo Raemhild. Por su parte Amazon piensa que esta investigación es “defectuosa” y que muchas de las conclusiones se basan en “inferencias inexactas o especulaciones” sin reflejar de forma precisa como funciona Alexa.

A pesar de esto, los científicos ven la necesidad de tener una mayor transparencia a la hora de recopilar e intercambiar datos en los altavoces inteligentes, ya que actualmente aseguran que se trata de “dispositivos de caja negra sin interfaces abiertas que permiten exponer qué datos se recopilan y cómo se comparten”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento