Logo del sitio

Un supertaladro que puede alcanzar los 20 kilómetros de profundidad, la llave para tener electricidad ilimitada y barata

Aún no se han realizado las primeras pruebas.
Aún no se han realizado las primeras pruebas.
Quaise

Cada 5 de marzo se celebra el Día Mundial de la Eficiencia Energética para crear conciencia de la importancia del empleo racional de la energía. El objetivo es sensibilizar a los usuarios sobre la necesidad de reducir el consumo energético a través del uso razonable y sostenible.

Para favorecer la energía cinética, los usuarios deben aprovechar las horas de luz natural, apagar las luces y dispositivos, usar LEDs y sustituir electrodomésticos antiguos por otros más eficientes, entre otras opciones. Pero, ¿es posible desarrollar algún mecanismo que pudiese obtener energía sostenible para favorecer al medioambiente?

Los ingenieros de la empresa Quaise han creado un taladro de energía que puede llegar a las profundidades de hasta 20 kilómetros, además, tendría la clave para obtener electricidad ilimitada, sostenible y gratuita.

La Unión Soviética intentó llegar a los 20 kilómetros de profundidad en el experimento ‘Pozo superprofundo de Kola’, sin embargo, abandonaron la misión por la baja densidad, la alta viscosidad de las rocas y las elevadas temperaturas.

Si Quaise consigue alcanzar esa profundidad en cualquier parte del mundo, se podría conseguir una fuente energética ilimitada durante las 24 horas del día por un coste muy reducido. Las grandes ventajas de este proyecto son la eliminación de combustibles fósiles, la autosuficiencia de los países y la nula generación de CO₂.

La herramienta posee un sistema de perforación de girotrón, utiliza un haz de electrones que se amplifica en una cavidad hueca de resonancia, y por dentro posee un campo magnético que acelera los electrones a velocidades relativistas. El resultado es la energía que sale del taladro para vaporizar cualquier roca.

La misión de este taladro es perforar y construir la infraestructura necesaria para acceder a las centrales térmicas, de esta manera, ya no se emplearían los combustibles fósiles. Para llegar a los primeros cinco kilómetros de profundidad se utilizarían los sistemas de perforación tradicionales, y posteriormente, Quaise pondría a prueba su taladro de energía dirigida.

La compañía apuesta por el éxito y aseguran que es factible.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento