Logo del sitio

La NASA y el acelerador suborbital de SpinLaunch acuerdan realizar una prueba este mismo año

Este aparato es capaz de lanzar naves al espacio sin cohetes.
Este aparato es capaz de lanzar naves al espacio sin cohetes.
SpinLaunch

El proyecto de tecnología espacial de SpinLaunch avanza con éxito. Ya os lo contamos hace un tiempo, se trata de una tecnología espacial que lanza satélites al espacio y que es capaz de girar objetos espaciales a velocidades de 8.000 kilómetros por hora.

Este invento hace que los satélites puedan alcanzar una velocidad elevada de tal forma que luego se disparan a través de un tubo de lanzamiento colosal al espacio. Funciona de manera muy similar a una centrifugadora eléctrica.

Desde su primera prueba realizada en Nuevo México el pasado mes de octubre, que fue todo un éxito, no ha hecho más que demostrar la posibilidad de lanzar naves al espacio sin cohetes es viable. 

La novedad ahora de este impresionante aparato está  en que, tras haber llevado a cabo unas cuantas demostraciones exitosas, la empresa ha firmado un contrato con la NASA con el objetivo de realizar una prueba este mismo año.

El acuerdo entra dentro del Programa de Oportunidades de Vuelo, cuyo objetivo es poner a prueba tecnologías que lleven a cabo con éxito la expansión del comercio espacial y de su exploración para conseguir un futuro prometedor en este aspecto.

Esta exhibición consistirá en el lanzamiento de una carga de la NASA gracias a su sistema suborbital con el fin de recuperar el vehículo de vuelo reutilizable. Una misión donde las dos organizaciones se encargarán de evaluar este sistema y ver si es posible ejecutar futuras operaciones de vuelo.

SpinLaunch es capaz de llevarlo a cabo gracias a un brazo giratorio de fibra de carbono que lo disparará a una velocidad de 1.600 kilómetros por hora para que después consiga alcanzar el vuelo suborbital.

Este acuerdo con la NASA va a marcar un punto clave, ya que se pretende posicionar como la opción más económica, pero a la vez de alta calidad que ponga satélites en la órbita terrestre baja. Es decir, será capaz de monitorizar desastres naturales, el clima o las comunicaciones.

Todo esto entra dentro de los planes que tiene la compañía de poner en marcha un sistema de vuelo orbital que empiece a funcionar en 2025 y cuyo vehículo de lanzamiento acelerará a una velocidad de más de seis veces la del sonido todo ello para llevar las cargas a mucha mayor altura.

La infraestructura de esto no será excesivamente costosa, sino que será parecida a la de los cohetes tradicionales. Además, esta carga útil la podrá transportar utilizando un 70% menos de combustible.

Por el momento, solo nos queda esperar si SpinLaunch es capaz de cumplir con su objetivo y ofrecer ese "acceso sostenible y fácil al espacio” que pueda incluso desbancar a otros gigantes de la industria como SpaceX, aunque todavía es pronto para sacar conclusiones.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento