Logo del sitio

Corte de cables submarinos, destrucción de infraestructuras de Internet, bloqueo a las telecos... ¿puede Rusia aislar virtualmente a Ucrania?

Un apagón total de Internet en Ucrania sería poco probable, aunque sí se están produciendo ya interrupciones en la red.
Un apagón total de Internet en Ucrania sería poco probable, aunque sí se están produciendo ya interrupciones en la red.
20BITS

¿Qué pasaría si a Ucrania se le corta el acceso a Internet? Ha sucedido en otros lugares: un bloqueo tecnológico que deja aislado a un país entero por falta de conexión a la red. Ahora el conflicto abierto por Putin podría tener entre sus estrategias debilitar las estructuras de comunicación.

Según las estimaciones del rastreador de acceso a Internet global NetBlocks, se han producido interrupciones generalizadas en la conexión a la red en Mariupol, Sumy y otras regiones del país, tras un aumento en las campañas de bombardeos y lanzamiento de cohetes por parte de las unidades rusas. El portal también informó de cortes de Internet en otras ciudades importantes de Ucrania, como Kiev y Kharkiv.

¿A qué se debe? Por un lado, múltiples ciudades ucranianas están experimentando cortes de energía debido a la invasión en curso de las fuerzas rusas que comenzó la semana pasada y a la destrucción de infraestructuras, lo que provoca interrupciones directas en Internet. Por otro lado, el tráfico web ha disminuido también porque los ucranianos están saliendo del país para huir del conflicto.

En general, a nivel nacional, la conectividad observable ha disminuido un 20% en comparación con los niveles normales antes del inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania, según NetBlocks. Además, el principal proveedor de red troncal de Internet del país, GigaTrans, ha informado de grandes cortes desde entonces.

Ciudades como Járkov -la segunda más importante del país- o Lugansk, que sufrieron varios apagones del servicio después de que se vandalizaran varias instalaciones de fibra óptica de Vodafone, estuvieron entre las primeras afectadas tras la invasión rusa. "Debemos ser conscientes de que el sabotaje de la red continuará en el futuro. Todo esto forma parte del plan de Rusia para desestabilizar la situación en Ucrania. Las fuerzas del orden han iniciado un procedimiento penal por interferir en el trabajo de un operador de telefonía móvil", explicó el Ministerio del Interior en un comunicado.

Gráfico de la caída en la conexión a Internet en la ciudad ucraniana de Mariupol.
Gráfico de la caída en la conexión a Internet en la ciudad ucraniana de Mariupol.
NetBlocks

Los ciberataques también influyen

Sumado a los ataques físicos, desde que Rusia invadió Ucrania, ha proliferado el malware y otras amenazas cibernéticas. 

El equipo de investigación de Internet de ThousandEyes dijo que detectó niveles significativos de interrupción del tráfico online y una disponibilidad reducida de los principales sitios web bancarios, de defensa y otros sitios gubernamentales de Ucrania. 

Los patrones de interrupción son consistentes con el comportamiento de la red que hemos observado durante otros ataques de denegación de servicio distribuido (DDoS), así como también son indicativos de posibles contramedidas que pueden haber tomado los operadores de servicios para mitigar los impactos en su servicio”, señalan desde ThousandEyes.

No existe el botón de 'apagar Internet'

A pesar de la caída en la conexión, los expertos señalan que un aislamiento total es poco probable. La infraestructura física que impulsa la web en Ucrania es enorme, es propiedad de muchos proveedores de servicios de Internet independientes y tiene varias conexiones con el mundo exterior. No hay un solo ‘cuello de botella’ que el Gobierno ruso pueda usar para eliminar el acceso a la red de golpe.

“Si una nación invasora desea desconectar el Internet de Ucrania, tendría que ingresar físicamente a los puntos de intercambio de Internet y centros de datos y tomar el control de esa infraestructura”, señala Alp Toker de NetBlocks. Es decir, no hay un botón que Rusia pueda pulsar de forma remota para aislar virtualmente a los ucranianos.

El acceso continuo de Ucrania a Internet no solo respalda la vida cotidiana y el sistema financiero del país, sino que también permite la coordinación de la resistencia civil ucraniana, además de la capacidad de todos, desde el presidente, Volodímir Zelenski, hasta los ciudadanos comunes, para comunicarse con el mundo exterior.

Al menos en los principales centros de población, Ucrania sigue estando en gran medida conectada a Internet, si bien se ha experimentado una caída de la conectividad por los motivos ya explicados: especialmente en las áreas con intensos combates, las redes móviles han tenido problemas en las conexiones y ha habido cortes de banda ancha, y asimismo ha disminuido el número de usuarios activos por la fuga masiva de los ciudadanos para huir de la guerra.

En un intento por impulsar la conectividad, el regulador de telecomunicaciones de Ucrania ha liberado temporalmente frecuencias de radio de repuesto a las redes de telefonía móvil para permitirles aliviar la congestión de sus servicios.

Un ejemplo de la diversa infraestructura web de Ucrania se puede ver en este mapa de la empresa ucraniana de cable de fibra óptica Atracom. Aquí los puntos marcados con una ‘M’ representan lugares donde dichos cables de fibra óptica cruzan las fronteras del país y lo conectan con el mundo exterior:

Mapa de la infraestructura web de Ucrania de la empresa ucraniana de cable de fibra óptica Atracom.
Mapa de la infraestructura web de Ucrania de la empresa ucraniana de cable de fibra óptica Atracom.
Atracom

¿Qué vías de conexión a Internet tiene Ucrania?

Según GlobalLogic, en enero de 2021, unos 30 millones de ucranianos -el 85% de la población del país mayor de 15 años- son usuarios de Internet. Todos los estándares existentes de acceso a la red están disponibles en Ucrania, si bien los servicios de banda ancha se limitan principalmente a las ciudades.

El acceso a datos móviles está disponible en la gran mayoría del territorio, incluidas todas las áreas urbanas y aeropuertos, la mayoría de las carreteras y líneas ferroviarias, incluso muchas aguas costeras. Los puntos de acceso WiFi públicos están muy extendidos en todas las ciudades. 

Según Ericsson ConsumerLab, el 36% de la población urbana de Ucrania accede a Internet a través del teléfono móvil.

Ukrtelecom es el mayor proveedor de acceso a Internet y a telefonía fija, de hecho fue el único proveedor UMTS 3G en Ucrania hasta 2015, cuando los tres principales operadores -Vodafone, Kyivstar y Lifecell- obtuvieron la licencia y establecieron sus propias redes 3G.

¿Y qué pasa con los cables de Internet? ¿Podría el Kremlin cortarlos?

Algunos teorizan sobre si Putin puede dañar, destruir o simplemente cortar la energía a infraestructuras física como los cables submarinos, interrumpiendo así la conexión a Internet en un área objetivo para causar pánico y malestar público, socavar la actividad económica e interrumpir el flujo de comunicaciones gubernamentales y ciudadanas.

Algunos medios de comunicación internacionales afirman que, cuando Rusia invadió y anexionó Crimea en 2014, una de sus primeras acciones fue dañar algunos cables de comunicaciones que unía la península con Ucrania. Estos artículos se basan en una publicación de Atlantic Council que asevera que el Gobierno ruso sumió a los crimeos en un apagón de información al cortar esta conexión y sugiere que algo así se podría repetir.

Sin embargo, el único cable submarino que transporta el tráfico global de Internet directamente a Crimea es el del estrecho de Kerch, tendido en 2014 por Rostelecom, la empresa de telecomunicaciones estatal rusa. ¿Por qué Rusia cortaría su propio cable si quisiera desactivarlo si simplemente le bastaría con apagarlo?

La realidad de los hechos, como apuntan desde Data Center Dynamics, es que el Gobierno ruso no ordenó destrozar estas infraestructuras, sino que ‘se limitó’ a usar ataques DDoS en sitios web gubernamentales y de medios para intervenir en la información y las comunicaciones.

Incluso la Asociación Europea de Cables Submarinos dijo había “algunas inexactitudes y malentendidos en el informe” de Atlantic Council y desde entonces el portal ha actualizado la publicación y ha eliminado la mención directa al cable submarino.

<p>Marea, el cable submarino de fibra óptica construido por Facebook y Microsoft para unir ambos lados del Atlántico, será operado por Telxius (Telefónica).</p>
Un cable suele ser tan ancho como una manguera de jardín.
Miguel Toña / EFE

No obstante, sigue afirmando que se cortó “un cable” -presumiblemente terrestre- y utilizando las mismas fuentes de dudosa procedencia para ello: menciona un blog militar de EE. UU., que a su vez cita un artículo de Newsweek de 2017 poco investigado que afirma que obtuvo la información de un informe del grupo de expertos británico de centro-derecha Policy Exchange.

Atlantic Council aún duda de si Rusia podría cortar el cable del estrecho de Kerch, esta vez para impactar al resto de Ucrania. Solo hay un problema: “Ucrania continental no depende del cable del estrecho de Kerch para la conectividad a Internet”, tuiteó Doug Madory, director de Análisis de Internet en Kentik.

El cable del estrecho de Kerch recorre una corta distancia desde territorio ruso hasta Crimea. Ucrania, por su parte, utiliza conexiones terrestres para conectarse con Europa del Este y con Rusia, comunicaciones que sí son más probables de ser objetivo de los ataques de Putin.

Así es el cable submarino que conecta Crimea.
Así es el cable submarino que conecta Crimea.
20BITS

Como mucho, el ejército ruso podría apuntar a otros cables submarinos que conectan Europa y que, por extensión, pueden transportar tráfico con origen y destino en Ucrania. Según datos de TeleGeography, una de las empresas más importantes de este sector, a principios de 2021 había aproximadamente 430 de estas infraestructuras en servicio en todo el mundo. Solo España alberga actualmente 28 puntos de anclaje.

Según The Guardian, el almirante Tony Radakin, exjefe de la Royal Navy del Reino Unido, advirtió de que había habido un “aumento fenomenal en la actividad submarina rusa” en los últimos 20 años y que eso significaba que Moscú podría “poner en riesgo y potencialmente explotar el sistema de información real del mundo, que son los cables submarinos que recorren todo el mundo”.

Un grupo de navíos y submarinos de Rusia han llevado a cabo en febrero prácticas militares cerca de Irlanda. El Gobierno irlandés exigió al embajador ruso en el país que alejara sus fuerzas militares de esta área y finalmente la flota de Putin trasladó sus maniobras. Pero tanto la primera zona como la segunda estaban sobre los cables submarinos que conectan Europa con Estados Unidos

“La intención no es cortar los cables, sino enviar un mensaje de que pueden cortarlos cuando quieran. La audiencia de ese mensaje es la OTAN”, explicaron entonces fuentes militares irlandesas al Irish Times.

Los cables submarinos de telecomunicaciones son clave para que estemos conectados, ya que por ellos circula el 98% del tráfico global de datos. Son las tuberías de Internet: se calcula que bajo el mar hay más de 1,3 millones de kilómetros funcionales de estas infraestructuras.

Mapa actual de los cables submarinos que hay en el mundo, unos 430 en total.
Mapa actual de los cables submarinos que hay en el mundo, unos 430 en total.
TeleGeography

Elon al rescate

Ante la situación crítica que vive Ucrania desde que comenzó la invasión de Rusia hace ya más de una semana, el viceprimer ministro ucraniano y ministro de Transformación Digital, Mykhailo Fedorov, lanzó un mensaje de socorro al magnate Elon Musk en el que le pedía que proporcionase al país estaciones Starlink, su red de Internet por satélite.

Musk respondió a la llamada y dijo a las pocas horas que el servicio Starlink estaba ya “activo en Ucrania” y que más terminales iban en “en ruta”.

También en Twitter, el martes Fedoroy confirmó que los terminales habían llegado a Ucrania, agradeciendo a Musk su colaboración.

Ahora, el dueño de SpaceX ha lanzado en esta misma red social un mensaje de cautela: “Advertencia importante: Starlink es el único sistema de comunicaciones no ruso que aún funciona en algunas partes de Ucrania, por lo que la probabilidad de ser objetivo es alta. Úselo con precaución”, ha dicho el empresario en Twitter.

El fundador y director ejecutivo de SpaceX aconseja a los usuarios que solo lo enciendan Starlink cuando sea necesario y que coloquen la antena lo más lejos posible de las personas. También sugirió camuflar visiblemente las antenas.

Y ante la pregunta de un usuario de si podría Starlink también estar bajo la amenaza de un ataque cibernético desde Rusia, como lo estuvo Viasat hace unas semanas, Musk afirmó: “Casi todos los terminales de los usuarios de Viasat Ucrania quedaron permanentemente inutilizables por un ciberataque ruso el día de la invasión, así que... sí”.

Sin embargo, el Internet por satélite de Musk no es una solución mágica para Ucrania. Para que los ucranianos utilicen Starlink, deben tener en sus manos uno de estos terminales fabricados por SpaceX. Para los clientes regulares, un kit para acceder al servicio cuesta 499 dólares de alta y 99 dólares al mes.

Estos terminales deben estar dentro de varios cientos de millas de las estaciones terrestres que se comunican con los satélites Starlink antes de que dichos satélites transmitan señales a los platos. 

No hay estaciones de este tipo dentro de las fronteras ucranianas, aunque sí en los países vecinos, de hecho, habría suficientes para “brindar servicio a toda Ucrania sin problemas”, señalaba Mike Puchol, director de tecnología de una empresa de Internet que también ejecuta un rastreador de la cobertura de Starlink, a The Atlantic.

Mientras, Ucrania quiere aislar a Rusia de Internet, pero se lo han rechazado

La organización internacional sin fines de lucro que coordina la gestión de Internet le ha dicho a Ucrania que no intervendrá en la guerra iniciada por Putin, rechazando la solicitud de los ucranianos para aislar a Rusia de la red global.

La propuesta de Ucrania no es técnicamente factible ni está dentro de la misión de la ICANN, la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números, según una carta vista por CNN que la misma organización envió a los funcionarios ucranianos el miércoles.

“Como saben, Internet es un sistema descentralizado. Ningún actor tiene la capacidad de controlarlo o apagarlo”, escribía el director ejecutivo de la ICANN, Göran Marby, en la carta.

Marby expresó su preocupación personal por el bienestar de los ucranianos, así como por el “terrible precio que se está cobrando a su país”. Pero, subrayó, su misión “no se extiende a tomar medidas punitivas, emitir sanciones o restringir el acceso a segmentos de Internet, independientemente de las provocaciones”.

Esencialmente, agregó, “ICANN se creó para garantizar que Internet funcione”, no para que su función de coordinación se utilice para impedirlo.

En la solicitud original enviada el lunes, el representante de Ucrania en el Comité Asesor Gubernamental de la ICANN pedía la revocación del código de país de Internet ruso .RU y sus equivalentes cirílicos

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento