Así es la investigación de la Agencia Espacial Europea para mantener limpia la 'ropa interior' de los trajes espaciales

Los astronautas que realizan caminatas espaciales comparten sus trajes, incluida la ropa íntima.
Los astronautas que realizan caminatas espaciales comparten sus trajes, incluida la ropa íntima.
Pixabay

La caminata espacial es un paso importante en la carrera de cualquier astronauta, pero existe un pequeño inconveniente: ponerse el traje espacial implica compartir algunas capas inferiores usadas anteriormente. La Agencia Espacial Europea (ESA) está investigando cómo mantener estos artículos limpios e higiénicos que están en contacto con las partes íntimas de quienes se mueven por el espacio.

Cuando comenzaron las exploraciones al espacio, cada astronauta recibió su ‘Unidad de Movilidad Externa’. Sin embargo, las nuevas tripulaciones que viajan hasta la Estación Espacial Internacional comparten sus trajes.

Para que no entren en contacto directo con el uniforme espacial, los astronautas suelen usar un pañal desechable ‘Maximum Absorbency Garment’, una ropa interior de confort térmico y una prenda de refrigeración líquida y ventilación de larga duración (LCVG).

Así es la prenda de refrigeración y ventilación líquida.
Así es la prenda de refrigeración y ventilación líquida.
Robert Markowitz - NASA - Johnson Space Center

Sin embargo, el LCVG se reúsa por diferentes caminantes espaciales junto a los trajes. Esta reutilización posiblemente crezca con la creación de Gateway, la estación espacial internacional en órbita lunar que planean construir a finales de esta década.

A causa de este posible incremento, la ESA ha empezado un proyecto al que han llamado ‘Biocidal Advanced Coating Technology for Reducing Microbial Activity’ (BACTeRMA). La ingeniera de materiales de la ESA, Malgorzata Holynska, ha explicado el objetivo del estudio: “Los textiles en el espacio, especialmente cuando están sujetos a contaminación biológica, por ejemplo, la ropa interior del traje espacial, pueden representar riesgos tanto de ingeniería como médicos durante vuelos de larga duración.

Con esta investigación, la agencia espacial está desarrollando una tecnología para buscar pequeñas moléculas que maten bacterias. Esto puede resultar útil para los textiles que se emplean en el espacio, incluso para la ropa interior de los astronautas.

“Los astronautas usan su ropa en días alternos y, finalmente, se deshacen de ella quemándola dentro de naves espaciales -comenta Christophe Lasseur, especialista en soporte vital de la ESA-. Pero hay algunos elementos y superficies que tienen que ser compartidos”.

Para prevenir la contaminación biológica se emplean materiales antimicrobianos, como la plata o el cobre, que con el oxígeno o el agua alteran el funcionamiento de la fisiología microbiana. No obstante, el uso a largo plazo de estos materiales puede provocar irritación de la piel, según Seda Özdemir-Fritz, científica del proyecto ‘Foro Espacial Austriaco’ (Österreichisches Weltraum Forum).

Con la idea de conseguir una alternativa, el Foro Espacial Austriaco está colaborando con el Laboratorio Textil de Viena. A través de una colección bacterióográfica de lo que ellos denominan ‘metabolitos secundarios’ buscan la manera de protegerse de unas condiciones ambientales extremas. Özdemir-Fritz ha informado que este proyecto intentará crear “un innovador acabado textil antimicrobiano” para los trajes espaciales.

Para el estudio, los textiles procesados con propiedades antimicrobianas se expondrán a pruebas de transpiración y radiación. Además, también se probarán con polvo lunar simulado para comprobar cómo trabajarían los trajes en los viajes a la Luna o a Marte. Con el proyecto BACTeRMA, Seda Özdemir-Fritz asegura que el Foro Espacial Austriaco está interesado “en los factores humanos involucrados en las futuras misiones a Marte y a la Luna”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento