La variante india crece en España: estas son las que más espacio ganan en estos momentos... y las que se apagan

Imagen de una célula (verde) infectada por viriones de SARS-CoV-2 (azul)
Imagen de una célula (verde) infectada por viriones de SARS-CoV-2 (azul)
NIAID

La variante B.1.617.2 o delta -también conocida como india- supone el 4% de los casos detectados en España, tres puntos más que hace una semana, si bien la predominante sigue siendo la B.1.1.7 o alfa -la anteriormente llamada británica-. No obstante, las oscilaciones entre comunidades son muy grandes y esta última ha bajado del 60%.

Así consta en la nueva actualización de la situación epidemiológica de las variantes de SARS-CoV-2 de mayor impacto e interés en salud pública en España, elaborada por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad.

El documento advierte de que hay que tener en cuenta que la información para conocer la incidencia de cada variante procede de dos fuentes. La  primera es la secuenciación del genoma, que permite el análisis completo de todas las posibles mutaciones presentes, y su asignación a un determinado linaje.

La otra son las pruebas de cribado mediante PCR, capaces de detectar una o varias mutaciones específicas que permiten hacer una identificación "presuntiva" de las variantes que comparten esa mutación.

Todas las autonomías están llevando a cabo actividades de control basadas en la secuenciación, pero la información disponible en el Sistema de Vigilancia en España (SiViEs) es "todavía limitada" y los datos más recientes proceden solo de 11 comunidades: Andalucía, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Murcia, Navarra, La Rioja, y Ceuta y Melilla.

A todo ello que hay que sumar que las técnicas de secuenciación completa son mucho más lentas que los cribados con PCR.

De esta forma, el hecho de que no haya datos de todas las comunidades y que no todas contribuyan en igual proporción, junto a los retrasos de la información, que hacen que las últimas semanas sean "poco valorables", los porcentajes reflejados "no son representativos a nivel nacional".

Beta, delta e iota, las que más espacio ganan

De acuerdo con estas premisas, y según los datos preliminares de secuenciación, en la semana 22 (del 31 de mayo al 6 de junio), las variantes que más espacio han ganado son la B.1.351 o beta, originada en Sudáfrica; la B.1.617.2 o delta, predominante en India; y la B.1.526 o iota, detectada por primera vez en Nueva York.

Desde hace aproximadamente 8 semanas, destaca el documento, la variante gamma o P.1, extendida principalmente en Brasil, se ha mantenido en porcentajes en torno al 3% en los cribados aleatorios.

La variante delta comenzó a aparecer en los cribados en las 5 últimas semanas con valores por debajo del 1%. En esta semana 22, el porcentaje entre el total de muestras secuenciadas y entre aquellas seleccionadas de manera aleatoria se sitúa en torno al 4%, 3 puntos más que la última actualización del informe de la semana pasada.

No obstante, el documento avisa de que el número de secuencias para esa semana es "todavía pequeño" y podría "sufrir cambios" a medida que aumente el número de resultados disponibles.

Una comunidad ha notificado tres brotes causados por la variante delta con 25, 21 y 16 casos cada uno, respectivamente. En otra autonomía se ha detectado otro con 5 contagios confirmados y varios sospechosos.

El CCAES destaca también el aumento del linaje B.1.621 (prevalente en Colombia) consecuencia de 25 brotes detectados en una comunidad, que incluyen un total de 320 casos vinculados (de ellos, 30 ingresados, 7 en UCI y 2 fallecidos). Ocho de las infecciones confirmadas corresponden a fallos vacunales.

Evolución de la variante alfa

Mientras, los datos arrojados por la otra técnica, la de PCR específica, mucho más rápida que la secuenciación, mantienen la variante alfa como la predominante, que representa entre el 58,7% de Baleares al 100% de Melilla.

Pese a su predominio, "es importante continuar vigilando" su prevalencia, ya que un descenso "podría ser un marcador indirecto de la expansión de otras variantes".

De hecho, las mayores oscilaciones de las últimas semanas podrían "reflejar una mayor influencia de brotes de otras variantes en el cribado aleatorio".

Será a lo largo de las próximas semanas cuando se podrá observar "si se trata de cambios puntuales o si realmente existe un descenso mantenido de la frecuencia de alfa en favor de otras variantes".

Las otras dos VOC (las de mayor impacto para la salud pública) son la beta y la gamma, que hasta el 13 de junio han presentado un porcentaje (las PCR no distingue si es una u otra) que se encuentra en un rango entre 0% y 14%, con la exclusión de las comunidades en las que esa semana el cribado no fue aleatorio, sino dirigido a los casos de varios brotes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento