Logo del sitio

Una de cada cuatro mujeres sufre alopecia: descubre cómo combatirla

  • La aparición de alopecias suele conllevar un efecto aún más negativo en las mujeres, ya que en muchos casos afecta a la autoestima y al estado anímico.
Una de cada cuatro mujeres padece afección capilar.
Una de cada cuatro mujeres padece afección capilar.
QS

La caída de cabello es un problema que afecta a más de la mitad de los hombres y al 25% de las mujeres, pero no debe equipararse por sexo y el diagnóstico debe ser personalizado, teniendo en cuenta las características de cada persona.

La afección capilar se presenta de forma diferente en función del sexo, en distintas zonas de pérdida, diversas edades de aparición y acarrea problemas asociados que varían en función de cada uno. Hoy día, existen tratamientos eficaces y seguros para tratar este problema.

Tal y como asegura el Director Médico de la Unidad de Dermatología Médica, Capilar y Estética de Ruber Internacional Centro Médico de Masó y de la Clínica Dermatológica Internacional (CD), Ricardo Ruiz, existen tratamientos no invasivos que han revolucionado el manejo de las alopecias en la mujer, como el minoxidil en pastillas, fármacos antiandrogénicos como el dutasteride, la Bicalutamida o la espironolactona, o microinyecciones de antidrógenos y plasma rico en plaquetas.

“Es fundamental que los problemas de la alopecia sean atendidos por un dermatólogo con experiencia”

Por su parte, el dermatólogo del equipo de la Unidad de Salud Capilar de la Mujer, Pedro Rodríguez, considera que, en pro de optar por el mejor tratamiento, lo más importante es efectuar un buen diagnóstico: “Por eso es fundamental que los problemas de la alopecia sean atendidos por un dermatólogo con experiencia en este tipo de patología”.

Problemas capilares más frecuentes

La falta de densidad capilar y la pérdida de cabello son los efectos que tienen mayor repercusión en la autoestima de las mujeres que sufren alopecia. Estos son los motivos más frecuentes en consulta y pueden ser evidencia de dos patologías: el efluvio telógeno y la alopecia androgénica.

Cuando el principal síntoma es la caída de cabello, puede estar relacionado con la alopecia de efluvio telógeno. En cambio, cuando se afina el tallo piloso en determinadas zonas del cuero cabelludo, puede ser indicio de la alopecia androgénica femenina.

“La alopecia areata puede originarse por déficit vitamínico, de hierro o alteraciones tiroideas”

El dermatólogo responsable de la Unidad de Salud Capilar de la Mujer, José Luís Ramírez Bellver, especifica que la alopecia más frecuente es la mencionada hormonal o androgénica: “La alopecia areata es una afección autoinmune, en ocasiones desencadenada por estrés, que suele afectar a gente joven. Sus causas pueden estar originadas por déficit vitamínico, de hierro o alteraciones tiroideas”.

Una intervención realizada a un varón por el equipo médico.
Una intervención realizada a un varón por el equipo médico.
QS

Por otra parte, una de las afecciones asociadas, según el doctor Ricardo Ruiz, es el problema de tiroides, que aparece en casi un 20% de los pacientes con este tipo de alopecia. Además, en algunas ocasiones también se asocia a la diabetes, la artritis reumatoide y la enfermedad celiaca.

Caída repentina del pelo

El mencionado efluvio telógeno se trata de una alopecia muy frecuente, consistente en la pérdida de gran cantidad de cabello. Normalmente se manifiestan efluvios fisiológicos normales en otoño y primavera, pero en ocasiones ocurre de manera patológica después de ciertas situaciones en la vida de una mujer.

La aparición de alopecias puede presentarse de forma excepcional después de una cirugía, en el posparto, tras un problema grave de salud o tras una situación muy estresante.

Cualquiera de estas situaciones mencionadas con anterioridad anticipa la fase de caída y altera el ciclo vital de los folículos, pese a que no tocaba en ese momento. La caída no ocurre a continuación del acontecimiento, sino que pueden pasar de tres a seis meses desde la situación detonante del inicio de la pérdida del pelo.

Se debe consultar con Dermatología para analizar cuáles son las causas de la pérdida del pelo

Nos encontramos, pues, con una caída aumentada concentrada en unos pocos meses, de un mayor número de tallos pilosos al que estamos acostumbradas. Por ello, es recomendable consultarlo con Dermatología, ya que es necesario un diagnóstico correcto por parte de los especialistas.

Motivos de la pérdida del pelo

Solo en un número reducido de mujeres existe una alteración hormonal asociada a la alopecia, pero ya es causa suficiente para llevar a cabo un estudio completo a nivel analítico. Algunas señales corporales a tener en cuenta son la presencia de vello en zonas del cuerpo donde no corresponde, la tendencia al exceso de peso, acné, reglas irregulares y el tratamiento de la alopecia androgenética.

Por ello, es importante valorar las características de cada persona para tratar esta patología. La terapia de este tipo se centra en la recuperación del grosor del pelo, frenar el avance del afinamiento del mismo y evitar efectos rebote, siempre teniendo en cuenta la situación personal y laboral del paciente.

Entre las terapias capilares están la mesoterapia capilar, la toma oral y el trasplante capilar

Entre las terapias capilares disponibles están la mesoterapia capilar, que permite administrar fármacos directamente en el bulbo piloso, la toma oral de medicación específica para el cuero cabelludo y el trasplante capilar, que es una opción a contemplar en determinados casos.

El trasplante, una alternativa

Según el cirujano capilar de la Unidad de Salud Capilar de la Mujer del Ruber Internacional Centro Médico Masó y de Clínica Dermatológica Internacional Luis Navarro, la mujer que desee ser trasplantada debe tener más de 25 años y con un patrón de alopecia definido, con una zona donante adecuada y que el proceso de alopecia esté controlado.

“Rasuramos la zona donante y la escondemos con el pelo de alrededor”

En estos casos, “las mujeres no necesitan rasurarse totalmente”, indica Luis Navarro. “Solemos dejar ventanas estéticas; es decir, rasuramos la zona donante y la escondemos con el pelo de alrededor”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento