Claves | Todo lo que se sabe de la variante ómicron: mayor potencial de reinfección, escapa a algunas PCR...

Ómicron se empieza a extender por el mundo. Todavía no están claros el riesgo que supone esta nueva variante del coronavirus. Te contamos lo que se sabe hasta ahora.
Ómicron se empieza a extender por el mundo. Todavía no están claros el riesgo que supone esta nueva variante del coronavirus. Te contamos lo que se sabe hasta ahora.
Claves de la nueva variante de coronavirus, ómicron.
Zoomin

Una nueva variante del coronavirus apareció en el panorama a finales de noviembre. Su gran cantidad de mutaciones alertó a los expertos de medio mundo por su potencial para aumentar su transmisibilidad. Una semana después, se han tomado numerosas medidas con la intención de evitar su propagación -sobre todo restricciones para viajar a países del sur de África, donde se comunicó su aparición-, aunque ya se han detectado casos en Europa, Asia, América y Oceanía. En España, de momento, se han confirmado 8 casos.

El profesor Tulio de Oliveira, de la Plataforma de Innovación en Investigación y Secuenciación de Sudáfrica (KRISP), uno de los primeros expertos en tomar contacto con esta variante, señaló que esta variante presenta "una constelación muy inusual de mutaciones", pero su "significado aún es incierto".

Las mutaciones que llamaron la atención desde un primer momento son las detectadas en las proteínas de las espículas -en torno a una treintena-. Estas proteínas se unen a los receptores de las células para iniciar el proceso mediante el cual el virus libera el material genético en las células sanas. Además, estas proteínas son utilizadas en la mayoría de vacunas para preparar al sistema inmunológico contra la Covid.

Por tanto, el hecho de que las mutaciones se concentren en una parte tan importante -primordial tanto para que el coronavirus se expanda como para preparar las defensas inmunológicas contra él- hizo que las previsiones fuesen pesimistas: gran potencial para aumentar la transmisibilidad y la capacidad de evadir la inmunidad previamente conseguida.

Aunque la OMS ha encontrado que la variante tiene rasgos suficientes como para entrar en el grupo de variantes preocupantes, todavía existen muchas incógnitas sobre sus características. Según los estudios vayan teniendo resultados relevantes, el organismo promete que "se informará a los Estados Miembros y a la población general de cualquier novedad".

Clasificada como variante preocupante

La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó a B.1.1.529 -nombrada por la organización como ómicron- como variante preocupante el pasado viernes 26 de noviembre. Dentro de este grupo, también se encuentran las variantes Alpha, Beta, Gamma y Delta. 

Para estar en este grupo, la variante debe estar asociada a uno o más de los siguientes cambios: "aumento de la transmisibilidad o cambio perjudicial en la epidemiología de la Covid-19", "aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica de la enfermedad" y "disminución de la eficacia de las medidas sociales y de salud pública o de los medios de diagnóstico, las vacunas y los tratamientos disponibles".

Aunque la variante fue notificada por primera vez el 24 de noviembre -coincidente con un gran aumento de las infecciones en el país donde se notificó, Sudáfrica-, el primer caso conocido de infección se confirmó en una muestra tomada el 9 de noviembre de 2021.

La OMS explica que, "basándose en las pruebas presentadas que apuntan a que la variante B.1.1.529 da lugar a cambios perjudiciales en la epidemiología de la Covid-19, el Grupo Consultivo Técnico sobre la Evolución del Virus SARS-CoV-2 recomendó a la OMS que la designara como variante preocupante".

Riesgo mayor de reinfectarse

Según la propia OMS, las pruebas iniciales indican que el riesgo de reinfectarse por esta variante es mayor que con otras variantes preocupantes. También se cree que puede crecer con mayor rapidez, teniendo en cuenta que se ha detectado a un ritmo mayor que en las variantes que han causado brotes anteriores.

En epidemiología se habla del número reproductivo básico (R) para estimar la velocidad con que una enfermedad puede propagarse en una población. La revista Nature destaca que, a finales de noviembre, el Instituto Nacional de Enfermedades Contagiosas de Sudáfrica (NICD) determinó que R estaba por encima de 2 -esta cifra indicaría el número de casos que puede producir a su vez cada nueva infección- en Gauteng. 

Ese nivel de crecimiento solo había sido observado en los primeros días de la pandemia. En septiembre, cuando la variante delta era la dominante en el país y los casos disminuían, R estaba muy por debajo de 1.  Actualmente, en la misma región, la doctora Michelle Groome, jefa de vigilancia de salud pública en el NICD, resalta que R es 2,33, "la más alta que hemos visto desde el inicio de la pandemia". Esto parece indicar que ómicron tiene mayor potencial para propagarse más rápido.

Sin embargo, se tiene que observar cómo se propaga ómicron en otras partes del mundo para concretar mejor cuál es su transmisibilidad. Puede que una gran monitorización en una parte muy concreta de Sudáfrica lleve a sobreestimar su crecimiento.

El incremento de casos en Sudáfrica invita a pensar que tiene capacidad para superar la inmunidad. Teniendo en cuenta que una cuarta parte de los sudafricanos está vacunada, y que otra gran parte de la población se habrá infectado con variantes anteriores del coronavirus -según afirman algunos expertos tras observar el aumento en las tasas de mortalidad durante la pandemia-, la capacidad de expandirse de ómicron podría residir en su capacidad para reinfectar a personas que ya tienen anticuerpos.

Algunos estudios previos a esta variante, ya indicaban que las mutaciones en las espículas del coronavirus podrían reducir la potencia de los anticuerpos. Aun así, esto no quiere decir que las vacunas queden en fuera de juego. Los expertos confían en que sigan protegiendo frente a los cuadros más graves de la enfermedad.

En cuanto a la detección, las pruebas PCR que se utilizan para detectar el SARS-CoV-2 de otras variantes siguen siendo útiles. Sin embargo, varios laboratorios han descubierto que una de las pruebas PCR más utilizadas no detecta el gen S, uno de los tres genes diana del virus. Esto permite que dicha prueba pueda ser usada para detectar esta variante a la espera de que se confirme mediante secuenciación.

Hasta la fecha, se han detectado casos "suaves" en Sudáfrica

Los casos de covid relacionados con la nueva variante ómicron que se han detectado hasta la fecha en Sudáfrica fueron "suaves", aunque el número de contagios identificados aún es bajo para sacar conclusiones y la situación puede cambiar en las próximas semanas, según expertos sudafricanos. 

"Los síntomas son suaves (...) Dentro de dos semanas podríamos tener una imagen diferente, pero por ahora así es como es", indicó la doctora sudafricana Angelique Coetzee, presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica (SAMA, por sus siglas en inglés), en declaraciones el domingo pasado a la cadena de televisión local Enca. 

En opinión de esta médica, a la vista de lo observado por los facultativos, la situación por el momento no justificaría el "pánico" generado. Otros expertos del país, sin embargo, incidieron que es muy pronto para extraer conclusiones dado el escaso número de casos identificados. 

"Las observaciones de los médicos clínicos sobre el terreno son siempre importantes y nos apoyamos considerablemente en ellas, pero tenemos que ser cautos con los informes tempranos de que todos los casos de esta variante son suaves", puntualizó el especialista en enfermedades contagiosas Richard Lessells, a través de las redes sociales, tras las expectativas generadas por Coetzee. 

Lessells hizo hincapié también en que muchos de los casos que está registrando en estos días Sudáfrica -en general, no específicamente los ya identificados con la variante ómicron- fueron entre personas jóvenes. "Con esto y con la demora temporal (necesaria) para que las infecciones progresen hacia la enfermedad severa y la hospitalización, solo podríamos esperar ver el impacto en las hospitalizaciones en las próximas semanas", recalcó este experto a través de Twitter. 

Como ya se ha indicado en el caso de la transmisibilidad, los investigadores aún deben buscar datos sobre infecciones por ómicron en otros países. Con un tamaño de muestra más grande se podrá saber cómo de generalizables son algunas observaciones que se están haciendo en estos momentos, sobre todo, en Sudáfrica.

Otro factor a tener en cuenta en el futuro, según Müge Çevik, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de St. Andrews de Reino Unido, es el nivel de renta. Çevik explica que, por la naturaleza de su trabajo o por sus condiciones de vida, algunos grupos de población pueden experimentar enfermedades más graves. Sin embargo, la capacidad de secuenciar rápidamente los virus se concentra en países ricos, por lo que los primeros datos sobre la propagación de ómicron pueden estar sesgados.

Casos en España

La OMS ha alertado de que ómicron se propagará por el mundo como hizo delta. "Podemos estar seguros de que esta variante se expandirá. Delta también empezó en un lugar y ahora es la variante predominante", dijo a la prensa el portavoz de la OMS, Christian Lindmeier.

En el caso de España, los casos de ómicron son ya 8, después de que este viernes la comunidad de Madrid confirmase un cuarto caso. Este último caso se trata de una joven de 23 años que ya había estado contagiada este verano, por lo que es la primera reinfección que se da con ómicron en España. La joven habría sido contagiada por el hombre de 62 años que se infectó por transmisión comunitaria. De los ocho casos, 4 se han registrado en Madrid, 2 en Barcelona y otros 2 en Baleares.

El jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, Tomàs Pumarola, ha explicado recientemente que, aunque los cuadros clínicos son "más leves" con esta nueva variante, no hay suficientes casos para corroborar esta información. La cepa ómicron se ha impuesto en Sudáfrica, que tiene un 25% de cobertura vacunal, pero Pumarola señala que hay que esperar a ver qué ocurre cuando la variante crezca en España, que tiene unas cifra de vacunación más elevadas, de cerca del 90%.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento