Logo del sitio

Sufro de eyaculación precoz: ¿qué puedo hacer?

  • Cuando la eyaculación se produce antes de la penetración o segundos después se considera precoz.
  • Es un trastorno frecuente que afecta hasta al 40% de los hombres en algún momento de su vida.
El 95% de los hombres con eyaculación precoz pueden conseguir retrasarla.
El 95% de los hombres con eyaculación precoz pueden conseguir retrasarla.
GTRESONLINE

La eyaculación precoz es uno de los trastornos sexuales que tienen mayor frecuencia en los hombres. De hecho, la Sociedad Española de Medicina Interna (FESEMI) afirma que "está presente en un 25 al 40 por ciento de ellos en algún momento de su vida sexual activa". Esto acarrea muchos problemas tanto de autoestima como en las relaciones de pareja. 

¿Cuándo se considera que hay un problema de eyaculación precoz? Pues cuando antes de la penetración o muy pocos segundos después se eyacula. Esto hace que mantener relaciones sexuales con penetración sea muy complicado y que siempre se tenga que dejar esto para el final de los encuentros para que tanto el hombre como su pareja puedan disfrutar.

No obstante, además de acudir al médico o a un sexólogo especializado en problemas de eyaculación precoz, es positivo someterse a un tratamiento o realizar algunos ejercicios que permitan el control de la eyaculación. Pues, en ocasiones, son causas físicas o psicológicas las que provocan que el reflejo eyaculatorio se dispare antes de lo previsto. 

Tomar fármacos que inhiban la serotonina

Algunos profesionales pueden recomendar la toma de fármacos que sean inhibidores de la serotonina. Con ellos, lo que se pretende es mejorar los tiempos para que la eyaculación no sea inmediata. Algunos de los que indica el Manual MSD son "la fluoxetina, la paroxetina o la sertralina".

También, pueden ser de ayuda los antidepresivos. No obstante, esta opción se recomienda cuando las que no incluyen fármacos no funcionan. Ya que hay formas de enseñarle al cuerpo y a la mente a retrasar la eyaculación. Requerirán de tiempo, pero pueden llegar a ser realmente eficaces. Merece la pena darles una oportunidad aunque, en ciertos casos, por sí solos pueden no funcionar.

Practicar la técnica de parada y arranque

La técnica de parada y arranque puede practicarse solo o en pareja. Se trata de que en un determinado momento la estimulación se detenga abruptamente. Para ello, el hombre debe conocer muy bien su cuerpo y saber si está en un punto en el que aún deteniendo la estimulación va a eyacular. 

Puede resultar muy interesante practicar esta técnica durante la masturbación para saber cómo reacciona el cuerpo y tener el control sobre cuándo se debe parar y cuándo se puede seguir. Con la práctica, es posible que un eyaculador precoz pueda tener relaciones sin problemas.

Utilizar la técnica del apretón

Puede que el término suene un poco fuerte, pero la técnica del apretón también es otra de las maneras en las que se puede aprender a controlar la eyaculación precoz. En este caso, se debe comprimir unos segundos (10-20) la zona que une el glande con el resto del pene. Como explica el Manual MSD, esto "previene la eyaculación y disminuye la fuerza de la erección".

Al igual que la técnica anterior se puede practicar solo o en pareja y, lo mejor, es que con ambas técnicas "más del 95% de los hombres aprenden a retrasar la eyaculación de 5 a 10 minutos e incluso más tiempo", según afirma el Manual MSD. Esta es una excelente noticia.

Ansiedad, hipersensibilidad en la zona, una alteración de los reflejos de eyaculación... Conocer la causa es importante para tomar medidas. Muchas veces, el acompañamiento psicoterapéutico será vital, además de la práctica de los ejercicios propuestos y, quizás, la toma de fármacos si son necesarios. La eyaculación precoz puede mejorar si se trata.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento