Logo del sitio

Los síntomas de las subvariantes de ómicron que están provocando la séptima ola de Covid en España

Imagen de archivo de varios tests de antígenos.
Imagen de archivo de varios tests de antígenos.
PIXABAY

La séptima ola de Covid que se está propagando por España y otros puntos de Europa lleva el sello de ómicron y tiene como protagonistas a dos de sus subvariantes: BA.4 y BA.5. Hace tan solo unas semanas, el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades ya avisaba de que estas subvariantes "pasarían a ser dominantes en toda la Unión Europea", provocando más casos de Covid. De hecho, estos dos nuevos linajes han ido ganando terreno en todo el mundo en detrimento de la BA.2, que fue mayoritaria durante gran parte de la sexta ola.

En España, los informes epidemiológicos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) vienen apuntando estas semanas que los cribados aleatorios detectan un aumento en la prevalencia de la BA.4 y BA.5, con un rango hasta el momento de entre el 5,4% y el 64,9%, según el territorio.

Los contagios provenientes de estas dos subvariantes presentan algunas novedades respecto a los otros linajes de ómicron: son más contagiosas al tener mayor capacidad de evadir los anticuerpos y sus síntomas duran más, siete días frente a los cuatro que dura la BA.1.

Las autoridades sanitarias de Francia han llevado a cabo un reciente análisis sobre los síntomas más comunes con estos dos nuevos linajes de ómicron. El más frecuente es la fatiga o astenia, que afecta a un 75,7% de los positivos, seguido de la tos y la fiebre (ambas con un 58,3%). También el dolor de cabeza ocurre en un 52,1% de los contagiados, así como la secreción nasal (50,7%).

Junto a estos síntomas, existen otros cuya probabilidad es mayor que con la variante ómicron original: pérdida de olfato (anosmia), pérdida del gusto (ageusia), vómitos o diarreas.

Por último, el tercer grupo de síntomas que también pueden ser más frecuentes con estas dos subvariantes son los siguientes: dolor muscular, dolor de garganta, dificultad para respirar, disnea y vértigos.

Según explica el virólogo Estanislao Nistal en declaraciones a Telemadrid, los pacientes que se han contagiado recientemente presentan síntomas como fatiga, secreción nasal y pérdida de gusto, que "duran unos días más que con ómicron, sobre siete días de síntomas". 

No obstante, Nistal sostiene que "los síntomas intensos también parecen estar desapareciendo antes con las nuevas variantes".

Además, "parece que la desaparición de los antígenos tarda más" en los casos positivos de estas subvariantes, lo que explicaría que "podemos seguir dando positivo en los test" a pesar de no presentar síntomas, explica este experto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento