Logo del sitio

Qué pasa si comes uvas cada día

Imagen al detalle de varios racimos de uvas.
Imagen al detalle de varios racimos de uvas.
©GTRESONLINE

La uva, el popular fruto de la vid, es el alimento que se usa para la elaboración del vino, por lo que su consumo es muy tradicional y habitual en España, sobre todo, cuando se encuentra de temporada.

El estado óptimo de maduración de la uva depende del lugar donde se cultive y de la variedad de la que se trate. En rasgos generales, suele estar en estado óptimo para el consumo desde mediados o finales del verano y hasta el inicio del invierno. 

De hecho, su recolección se lleva a cabo entre los meses de septiembre y diciembre, por lo que es en estos momentos cuando su presencia en las fruterías y supermercados comienza a darse más frecuentemente, con uvas frescas de temporada y de proximidad.

Este alimento es ideal, de este modo, como postre o para añadir como complemento en el desayuno. Además, como es un fruto que no necesita ser pelado, es muy cómodo para llevarlo al trabajo o a la escuela para comer a media mañana y quitar el hambre entre horas. 

Valor nutricional de las uvas

Antes de hablar de los beneficios y del aporte nutricional de las uvas, hay que saber que su composición puede variar ligeramente dependiendo de si se trata de uvas negras o blancas. 

En rasgos generales, las uvas tienen en su composición una mayoría de agua, al igual que sucede con la mayoría de las frutas. De hecho, posee 82,4 gramos de agua por cada 100 gramos de producto. Esto hace que solamente aporte un total de 69 kcal por cada 100 gramos de producto comestible. 

Además, su aporte en hidratos de carbono es, por lo general, mayor que en otras frutas, por eso proporcionan mucha energía, tal y como señalan desde la Fundación Española de Nutrición (FEN). Estos hidratos de carbono son de fácil

asimilación, tales como la glucosa, la fructosa, la sacarosa, la dextrosa y la levulosa.

Las uvas son ricas en compuestos fenólicos, destacando los estilbenos (resveratrol) y los flavonoides. Además, tanto la uva negra como el vino tinto poseen una mayor cantidad de fitonutrientes, en comparación con otras variedades de uva y vino.

Por último, se puede resaltar un aporte de potasio, vitamina B6 y vitamina C, que contribuye al total de la dieta. De hecho, aportan un total de 250 mg de potasio por cada 100 gramos de producto comestible, un mineral que contribuye al correcto funcionamiento de los músculos y del sistema nervioso. Además, gracias a la vitamina C, tiene propiedades antioxidantes. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento