Qué pasa si comes frambuesas cada día

Las frambuesas no solo quedan bien con tu cóctel. Aunque están menos explotadas de lo que deberían, esta fruta antioxidante le da un toque delicioso a las ensaladas de brotes tierno y queso fresco, por ejemplo.
Imagen al detalle de un puñado de frambuesas.
Pixabay

Las frambuesas son uno de los frutos rojos por excelencia del verano, época en la que fructifican la mayoría de las variedades de este alimento, que se puede consumir en estado óptimo desde el inicio de esta estación y hasta bien entrado el otoño.  

Esta estacionalidad, la frescura y sus beneficios hacen de las frambuesas un aperitivo perfecto para quitar el hambre entre horas, por no hablar de la facilidad para transportarlo y comerlo de forma rápida y sencilla en cualquier sitio, ya que no hay que pelarlas.

De este modo, este es el ingrediente perfecto para añadir diariamente en las ensaladas, yogures o cereales, así como para tomar un aperitivo a media mañana o merendar a media tarde, consiguiendo grandes beneficios para el organismo

Los beneficios de las frambuesas

Lo primero que hay que saber de las frambuesas es que su porcentaje de hidratos de carbono es moderado, por lo que su aporte energético no es muy alto. De hecho, solamente aporta 40 kcal por cada 100 gramos de producto comestible. 

Además de ello, las frambuesas contribuyen al correcto funcionamiento del aparato digestivo, ya que destaca su alto contenido en fibra, llegando a las 6,7 gramos por cada 100 gramos de fruto. 

Otro de sus beneficios más destacados es su alto poder antioxidante. De hecho, se posiciona como una fuente rica de vitamina C y folatos. Tanto es así que una ración de frambuesas aporta el 80% de las ingestas diarias recomendadas de esta vitamina, según informan desde la Fundación Española de Nutrición. Concretamente, son 32 mg de vitamina C por cada 100 gramos de producto. 

A esta composición hay que sumarle los compuestos fenólicos, como monofenoles, polifenoles y flavonoides, entre los que se encuentran las antocianinas, cianidinas, elagitaninos, ácido elágico e hidroxicinamatos. Aunque estos componentes no son tan conocidos por el público general, lo cierto es que, junto a la vitamina C, son los que confieren a este alimento una gran capacidad antioxidante. 

Entre los beneficios de cada uno de estos componentes antioxidantes, destacan: 

  • Vitamina C​: contribuye a la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de los huesos, cartílagos y encías. Los folatos contribuyen al proceso de división celular.
  • Fibra y ácidos orgánicos (ácido cítrico, cafeico, málico y salicílico): hacen que las frambuesas sean un buen estimulante del peristaltismo intestinal, por lo que son eficaces en caso de estreñimiento.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento