Logo del sitio

Propiedades de los pseudocereales como la quinoa, el amaranto o la chía

Quinua o quinoa
La quinoa es un pseudocereal procedente de centroamética.
GTRESONLINE

Hay personas que se fijan en los pseudocereales cuando hacen la compra. Pero ¿realmente tienen cereales? La respuesta es sí y la diferencia es que no pertenecen a las gramíneas como el resto de los cereales a los que estamos habituados, explica la Fundación Española de la Nutrición (FEN).

Aunque no formen parte de las gramíneas, los pseudocereales tienen un importante valor nutricional que, incluso, los hace mucho más apetecibles para la dieta. Las personas que más se benefician de ellos son las diagnosticadas con celiaquía, pues los pseudocereales no contienen gluten. 

¿Cuáles son los alimentos que se consideran pseudocereales?

Según la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), en nuestro país hay aproximadamente 450.000 personas con celiaquía. Una enfermedad autoinmune que puede causar anemia, diarrea crónica y gases, colon irritable, osteoporosis, distensión abdominal, entre otros síntomas.

Las personas que han recibido este diagnóstico deben consumir pseudocereales que están libres de gluten para poder llevar una dieta sana y equilibrada. Para ello, tienen la quinoa, el amaranto, el trigo sarraceno o la chía. Existen muchos más tipos de pseudocereales, pero estos son los más conocidos.

Propiedades de los pseudocereales ¿son superalimentos?

En varias ocasiones se habla de los pseudocereales como si fueran superalimentos. Pero ¿qué hay de cierto en todo esto? La verdad es que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) introduce, por ejemplo, la quinoa entre sus superalimentos por su "privilegiada composición nutricional". 

Todos los pseudocereales tienen unos valores nutricionales que destacan y que es imposible ignorar. Por esta razón, incluso las personas que no son celíacas pueden introducirlos en su dieta (sin dejar los cereales procedentes de las gramíneas, ya que en su caso no es necesario) para aprovechar sus propiedades.

Quinoa, trigo sarraceno, chía y amaranto

Al principio, pusimos como ejemplos de pseudocereales estos alimentos y ahora vamos a analizarlos con mayor profundidad para conocer sus propiedades nutricionales. ¿Qué es lo que los hace tan especiales y por qué hay personas que los prefieren? Estas son algunas razones que ofrece la OCU.

La Quinoa aporta hasta un 16% de fibra, es una buena fuente de hidratos de carbono (como muchos cereales) y posee todos los aminoácidos esenciales. Además, es un alimento rico en proteínas, con un 6% de grasas cardiosaludables y contiene vitaminas y minerales.

En cuanto al trigo sarraceno, lo más destacable es que comparte las propiedades nutricionales del trigo, pero con la ventaja de que este no contiene gluten. De esta manera, las personas celíacas pueden seguir introduciéndolo en su dieta sin que esto les perjudique. 

La chía no se considera un superalimento por la OCU, ya que se trata de semillas que nunca pueden sustituir a ningún plato. Esto no quiere decir que no sea un producto interesante, rico en fibra y en omega 3-6. Siempre debe acompañar a otros alimentos como yogures, ensaladas, etc.

Finalmente, el amaranto destaca por su alto contenido en proteínas, hasta 13,6% por 100 gramos. Asimismo, aporta carbohidratos, grasas (hasta un 7% de lípidos), vitaminas del grupo B y minerales como el calcio, hierro, magnesio, fósforo y zinc. Un alimento muy completo. 

¿Es importante que en la dieta estén presentes los cereales? La verdad es que sí, por eso, las personas celíacas pueden utilizar los pseudocereales para sustituir a aquellos alimentos que pueden provocarles síntomas nada agradables. Aunque, es interesante que incluso las personas sin este diagnóstico prueben estos pseudocereales, debido a sus excelentes propiedades.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento