Logo del sitio

La dieta mediterránea, creada en los años 60 por un fisiólogo: ¿Sigue vigente? ¿Se come en España?

Pescado, fruta, vegetales... La dieta mediterránea es muy saludable y ya son varios estudios los que lo corroboran. Come variado y tu salud lo agradecerá.
Pescado, fruta, vegetales... La dieta mediterránea es muy saludable y ya son varios estudios los que lo corroboran. Come variado y tu salud lo agradecerá.
Pixabay/uvlik05

Todos hemos oído cantar las bondades de la dieta mediterránea, considerada la más sana del mundo junto a la japonesa. Sin embargo, pocas veces nos paramos a pensar en lo que esto implica.

Es fácil asumir que la dieta mediterránea es sencilla y llanamente la que se consume en los países mediterráneos. Sin embargo, cada persona tiene hábitos alimentarios diferentes, como los tienen las distintas regiones de cada uno de los países mediterráneos. Y es que la dieta mediterránea, tan abstractamente definida a menudo, es en realidad una serie de pautas muy concretas.

Definida por el fisiólogo Ancel Keys en los años 50, se basó en sus observaciones del estilo de vida y la salud pública de una serie de países (Italia, Yugoslavia y Grecia) y en las aportaciones que a finales de los 40 había realizado Leland Allbaugh observando las pautas alimenticias Cretenses. Tal y como se formuló entonces, consistía en emplear aceite de oliva como principal grasa de adición, consumir abundantes alimentos de origen vegetal, consumir diariamente cereales, comer mayoritariamente alimentos frescos y de temporada, consumir diariamente lácteos (principalmente yogur y quesos), consumir con moderación carne roja, consumir pocas carnes procesadas, comer abundante pescado, tomar fruta fresca diariamente y beber mayoritariamente agua y vino con moderación. A esto debe sumarse realizar actividad física diaria.

¿Los españoles siguen la dieta mediterránea?

Muchas personas se darían cuenta al leer esta descripción de que no se corresponde del todo con sus hábitos alimenticios ni vitales. Y es que, en contra de lo que se pudiera pensar, históricamente los hábitos alimenticios en España han sido algo diferentes (algo que se explica teniendo en cuenta que España no estaba entre los países estudiados en el momento en el que se definió esta dieta) y de hecho en la actualidad son cada vez más similares a los que encontramos en otros países europeos.

Según se desprende del Informe de Consumo Alimentario 2020, los españoles, de media, mantienen elementos de la dieta mediterránea como el uso de aceite de oliva como principal grasa de adición o el consumo diario de cereales. En cambio, es raro el consumo diario de verduras y frutas y el consumo de carne roja es bastante superior al consumo de pescado.

Esto no quiere decir necesariamente que los españoles tengan de media una mala dieta. Aunque queda espacio para mejorar, y la adherencia a la dieta mediterránea podría también ser mayor, la dieta media sigue siendo relativamente saludable, algo que contribuye a que España siga siendo uno de los países con mayor esperanza de vida en el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento