Logo del sitio

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si tomas dos o tres tazas de café al día

El café molido natural es mucho más beneficioso que el instantáneo, ya que este último tiene más químicos y menos nutrientes. Si además, añades un poco de leche conseguirás una ración extra de calcio.
Muchas personas consumen café todos los días.
Pixabay/Engin_Akyurt

El café es una de las bebidas estimulantes favoritas en Occidente y el inicio de cada día de muchas personas. De hecho, no es nada raro encontrar gente que toma varias tazas cada día.

Es lógico plantearse, por tanto, si este consumo tan elevado tiene alguna consecuencia sobre nuestra salud, ya sea positiva o negativa. La buena noticia es que, descontando ciertas personas para las que puede estar desaconsejado por motivos médicos, los científicos no dejan de encontrar beneficios en el consumo habitual del café.

Reducción en el riesgo de enfermedad cardiaca

Así, un equipo de investigadores acaba de concluir que beber entre dos y tres tazas de café cada día, ya sea molido, instantáneo o descafeinado, se asocia a reducciones significativas en el diagnóstico de enfermedades cardiovasculares y en la mortalidad.

Igualmente, esta pauta de consumo de café molido o instantáneo, aunque no el descafeinado, se asocia a un riesgo reducido de arritmias cardíacas de nuevo inicio, incluyendo fibrilación atrial.

Los autores han llegado a estos resultados, publicados en el medio académico European Journal of Preventive Cardiology, analizando datos del estudio prospectivo UK Biobank. Concretamente, recopilaron una muestra de nada menos que unos 450.000 participantes (con una edad media de 58 años y siendo el 55% de ellos mujeres) que estaban libres de enfermedades cardiovasculares al comienzo del seguimiento. Estas personas habían reportado su consumo diario de café y su tipo favorito de café en los cuestionarios que se les recogían periódicamente.

Menos probabilidades de morir por cualquier causa

De estos participantes, en los 12,5 años de seguimiento medio fallecieron unos 28.000, algo más del 6% de la muestra.

Beber entre 1 y 5 tazas al día de café molido o instantáneo (pero no café descafeinado) se asoció a una reducción considerable del riesgo de arritmias de nueva aparición. Concretamente, las personas que menores probabilidades tenían eran las que tomaban entre 4 y 5 tazas de café molido o entre 2 y 3 de café instantáneo.

Por otra parte, el consumo habitual de hasta cinco tazas de café al día también se asociaba con una disminución en la incidencia de enfermedades cardiovasculares en general. Por ejemplo, el riesgo de enfermedad de la arteria coronaria se reducía sensiblemente, especialmente, en quienes tomaban entre 2 y 3 tazas de café diarias.

Igualmente, la mortalidad por cualquier causa se reducía notablemente en cualquier tipo de café, siendo la mayor reducción la observada la que propiciaban entre 2 y 3 tazas de café descafeinado o instantáneo al día.

Referencias

David Chieng, Rodrigo Canovas, Louise Segan, Hariharan Sugumar, Aleksandr Voskoboinik, Sandeep Prabhu, Liang Han Ling, Geoffrey Lee, Joseph B Morton, David M Kaye, Jonathan M Kalman, Peter M Kistler. The impact of coffee subtypes on incident cardiovascular disease, arrhythmias, and mortality: long-term outcomes from the UK Biobank. European Journal of Preventive Cardiology (2022); zwac189, DOI: https://doi.org/10.1093/eurjpc/zwac189

Mostrar comentarios

Códigos Descuento