Cinco cosas que tal vez no sepas de la cúrcuma

Es muy beneficiosa para este órgano ya que mejora todas las funciones cerebrales y además se ha relacionado con una mayor protección frente a enfermedades neurodegenerativas.
Imagen de un cuenco con cúrcuma. 
Pixabay/stevepb

De entre los muchos ingredientes y preparaciones que provienen de Asia y que comienzan a popularizarse en las cocinas del mundo occidental, la cúrcuma es uno de ellos. Se trata de un ingrediente a modo de especia que se introduce en múltiples recetas y que otorga diferentes beneficios para la salud. 

La leche dorada es una de esas preparaciones que se han puesto tanto de moda para cuidar la salud, cuyo ingrediente principal es la cúrcuma. Otra de las preparaciones típicas y muy conocidas en occidente que lleva cúrcuma es el curry.

Concretamente, Curcuma longa es el nombre científico para referirse a la planta de la familia de las zingiberáceas, al igual que el jengibre, originaria del suroeste de la India y que se usa como especia para variar el color y el sabor de los alimentos, además de utilizarse como remedio casero para múltiples afecciones en el mundo oriental.

La curcumina: antioxidante, antiinflamatoria y anticancerígena

Los efectos de la cúrcuma sobre la salud están relacionados con una sustancia de color amarillo y anaranjado que se adquiere de los rizomas de la hierba y se denomina curcumina, según un estudio consultado en el National Institutes of Health (NIH).

Principalmente, se sabe que la curcumina tiene un efecto antioxidante, antiinflamatorio y anticancerígeno, por lo que puede prevenir y tratar diversas enfermedades que van desde el cáncer hasta las enfermedades autoinmunes, neurológicas, cardiovasculares y diabéticas, según la mencionada revisión.

La cúrcuma contra el estrés y la depresión

Este ingrediente se ha empleado en diferentes países asiáticos durante siglos para el tratamiento de diferentes enfermedades, no solo físicas, sino también mentales. Es el caso del estrés y la depresión.

Los hallazgos de otro estudio, publicado en el International Journal of Neuropsychopharmacology, demostraron que la curcumina presenta neuroprotección y efectos similares a los antidepresivos. 

De hecho, la cúrcuma produce beneficios para el correcto desarrollo de las funciones cerebrales, ya que se ha relacionado la cúrcuma con una mayor protección frente a enfermedades neurodegenerativas.

La cúrcuma, beneficios para la piel

En la rama de la dermatología también se ha demostrado que esta sustancia puede ser usada médicamente para tratar una variedad de enfermedades relacionadas con la piel.

Una revisión sistemática encontró más de 200 artículos científicos que versan sobre los efectos de la cúrcuma en la piel, incluyendo el análisis de diferentes afecciones, como acné, alopecia, dermatitis atópica, fotoenvejecimiento facial, prurito, radiodermatitis o vitiligo.

En general, existe evidencia preliminar de que los productos y suplementos de cúrcuma y/o curcumina, tanto orales como tópicos, pueden proporcionar beneficios terapéuticos para la salud de la piel, aunque los estudios publicados son limitados y se debe evaluar mejor la eficacia y los mecanismos involucrados para conseguir conclusiones fehacientes. 

Beneficio para los deportistas

Otras investigaciones se han centrado en lo positivo de la cúrcuma a la hora de tratar dolencias relacionadas con el daño muscular que producen algunos ejercicios de alta intensidad.

Así, varios estudios han demostrado que algunos suplementos antiinflamatorios son beneficiosos para atenuar este daño muscular, como es el caso de los suplementos que incluyen curcumina, gracias a la cual se puede aumentar la regeneración muscular tras el ejercicio. 

Esto es debido, tal y como explican en otra investigación específica sobre este tema, al poder antiinflamatorio de la curcumina, que está indicada para tratar el dolor y las agujetas producidas por el entrenamiento intenso o los ejercicios excéntricos.

Contraindicaciones de la cúrcuma

A pesar de todos estos beneficios que produce la cúrcuma, no se ha establecido la seguridad de la curcumina como ingrediente de complementos alimenticios en algunos casos. Así, está contraindicado durante el embarazo y la lactancia, ya que la curcumina y sus metabolitos se transfieren vía leche materna a los lactantes.

Así lo indican desde el Informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) sobre los riesgos de los complementos alimenticios con curcumina, donde también se incide en que no existe información sobre la ausencia de efectos adversos en menores de 18 años, por lo que tampoco se recomienda la ingesta de estas sustancias en menores de esta edad. 

Estas recomendaciones vienen dadas tanto para los complementos alimenticios que contienen curcumina como para la ingesta diaria admisible establecida para esta sustancia cuando se usa como aditivo. 

Igualmente, la AESAN establece y cita investigaciones donde se pone de manifiesto que el consumo de cúrcuma puede causar anemia, ya que esta sustancia impide la correcta absorción del hierro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento