Cinco cosas que tal vez no sepas de la soja

El frijol de soja es la fuente más abundante de isoflavonas.
El cultivo de soja se utiliza para la alimentación del ganado.
EFE/Cézaro de Luca

Conocida popularmente como soja o soya, esta planta denominada Glycine max de la familia de las leguminosas se consume desde hace más de 5.000 años al ser fuente de proteínas y poseer importantes beneficios para la salud. Asimismo,  se trata de una semilla o grano que se utiliza también para la alimentación del ganado.

El origen de su consumo en la alimentación humana se remonta a China, ya que era considerada como una semilla sagrada, junto con otras como el arroz o el mijo. Además, sus potentes propiedades nutricionales provocaron su expansión por el resto de Asia hasta llegar a Europa y América.

Rica en proteínas como fuente esencial

Una de las principales cualidades de la soja es que es fuente de proteínas cuya calidad es similar a la que proviene de otros productos de origen animal. Por otro lado, tiene una considerable cantidad de ácidos grasos esenciales y un bajo contenido en grasas saturadas. También es rica en vitaminas y minerales, como el fósforo, el potasio o el calcio. 

Como destacan en una revisión sobre su consumo, la soja puede ser un importante componente para mantener una dieta equilibrada y saludable por ser "fuente de lípidos insaturados y fibra", además de "su contenido en isoflavonas", hierro y proteína de alta calidad.

Podría reducir los niveles de colesterol

Como recogen en MedlinePlus, la soja en la dieta puede contribuir a la reducción de los niveles de colesterol en sangre. Los especialistas de Mayo Clinic sostienen que "aunque consumir alimentos a base de soja puede reducir ligeramente el nivel de colesterol de lipoproteína de baja densidad o colesterol malo, la American Heart Association llegó a la conclusión de que la soja no reduce considerablemente el colesterol".

En cualquier caso, la ingesta de alimentos a base de soja "puede ser beneficioso porque contienen menos grasas saturadas que la carne y también brindan otros nutrientes", como vitamina B, fibra y ácidos grasos omega 3.

Alto contenido en isoflavonas, un compuesto con efectos antioxidantes

Otro de los intereses del consumo de soja es su alto contenido de isoflavonas, una sustancia que contiene potentes propiedades antioxidantes. Se incluyen dentro de los denominados como fitoestrógenos y algunos de sus beneficios incluyen la reducción de síntomas relacionados con la menopausia, sobre todo los sofocos, así como la prevención de diversas patologías.

Como recuerda la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), aunque la soja tenga un gran valor nutritivo, un consumo elevado puede suponer un riesgo para la salud. Estas sustancias vegetales naturales "se comportan como fitoestrógenos", ya que "por su composición y estructura imitan a los estrógenos". Por ello, al ingerir una cantidad elevada que sobrepase los límites "pueden interferir en el metabolismo y actuar como disruptores endocrinos", destaca la organización.

América, principal productor de soja

El continente americano es el primer productor mundial de soja, seguido de Brasil, Argentina y en cuarto lugar China. Esta semilla se utiliza para la alimentación del ganado necesario para la producción de carne a nivel mundial y por ello se ha convertido en uno de los cultivos más extendidos en todo el mundo.

Productos de soja para la alimentación animal

El cultivo de este alimento se ha extendido en buena parte del planeta para fabricar el pienso animal, sobre todo del ganado industrial, debido a su alta cantidad de proteínas de origen vegetal. Este modelo de cultivo ha sido duramente criticado por organizaciones ecologistas debido a la deforestación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento