Logo del sitio

¿Café o té? Estas son las propiedades beneficiosas de cada bebida

Café y té
Café y té
UNSPLASH
El té y el café son las dos bebidas estimulantes preferidas en todo el mundo. ¿Cuál es más saludable?.

El té y el café son las dos bebidas estimulantes preferidas en todo el mundo. Ambas tienen detrás una historia que se remonta milenios atrás y están firmemente engarzadas en el día a día de prácticamente todas las culturas.

Además, estos dos productos tienen propiedades saludables que se conocen desde tiempos antiguos y que han provocado una cierta 'rivalidad' entre los partidarios de una y otra sobre cuál de las dos es más saludable.

El té, un gran antioxidante

Quizás la bebida que tiene más fama de ser sana es el té, y por buenas razones. Por una parte, su contenido en cafeína es relativamente menor (en realidad, una cantidad determinada de té contiene más cafeína que la misma cantidad de café, pero se emplea mucha menos cantidad para elaborar cada taza), con lo que sus efectos psicoactivos y estimulantes son más suaves.

Además de ello, el té contiene una gran cantidad de flavonoides, un tipo de sustancias de acción antioxidante con efectos positivos sobre la musculatura y el sistema circulatorio. Precisamente estos compuestos podrían además ofrecer una cierta protección frente al Alzheimer, el Parkinson y otra demencias. Incluso, algunos estudios le atribuyen una disminución del riesgo de sufrir determinados tipos de cáncer, si bien esto último es muy discutido y debe ser reforzado por investigaciones futuras.

El café tiene propiedades muy similares

Por su parte, y aunque su reputación sea más modesta, el café también tiene abundantes beneficios para la salud. Concretamente, posee al igual que el té propiedades antioxidantes (si bien algo mejores) que repercuten de forma similar en la circulación y la musculatura, y se ha apuntado a que al igual que el té podría minimizar el riesgo y la gravedad de las demencias en la vejez.

También a semejanza con el té, hay investigaciones que señalan que el café podría disminuir el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, aunque de nuevo estos resultados deben tomarse con cautela

Efectos negativos

Con todo, hay que señalar que ambas bebidas, especialmente cuando se consumen en grandes cantidades y a lo largo de mucho tiempo, pueden tener algunos efectos negativos menores sobre la salud.

Por ejemplo, el contenido en cafeína de ambas bebidas puede causar ansiedad o insomnio en personas muy sensibles, elevar la presión arterial, provocar taquicardias, dolor de cabeza, malestar estomacal y temblores musculares. Además, las dos bebidas pueden desencadenar la aparición de manchas en los dientes.

Por su parte, el té contiene abundante tanino, que reduce la absorción de hierro pudiendo facilitar que se produzca anemia. En contraparte, el café sin filtrar aumenta los niveles de colesterol.

Sea como sea, lo cierto es que existen abundantes evidencias que señalan a que los efectos positivos de ambas bebidas superan con creces los negativos, y siendo bastante similares entre sí podríamos decir que escoger una u otra bebida es más bien una cuestión de gustos personales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento