Logo del sitio

Síntomas de la arritmia: causas y tratamiento de la enfermedad

Infarto de miocardio.
El dolor en el pecho es uno de los síntomas más comunes.
UNSPLASH

Las arritmias suceden cuando los latidos del corazón provocan unos impulsos eléctricos anormales que provocan que el corazón lata más rápido, más lento o diferente a lo que se considera normal. Mareos, problemas para respirar, palpitaciones o dolor torácico son los primeros signos de alerta de una arritmia, provocando una alteración del ritmo cardíaco.

Como detallan en la Fundación Española del Corazón, los latidos derivan de "unos impulsos eléctricos que hacen que las aurículas y los ventrículos se contraigan de forma adecuada, sincrónica y rítmica". Esta frecuencia tiene que oscilar entre los 60 y 100 latidos por minuto.

En este sentido, existen diferentes tipos de arritmia teniendo en cuenta su localización y la velocidad de la fuerza cardíaca. La taquicardia ocurre cuando las pulsaciones superan las 100 por minuto, mientras que si son menos de 60 pulsaciones se considera bradicardia.

Primeros síntomas para reconocer una arritmia

¿Cómo podemos identificar si estamos sufriendo una arritmia? Los signos de alerta para reconocer una arritmia incluyen "palpitaciones, mareos, síncopes, dolor torácico o pérdida de conocimiento", añaden desde la Fundación Española del Corazón. 

Sin embargo, pueden pasar inadvertidas y detectarse de forma casual al realizar alguna prueba. La frecuencia de los latidos es irregular y es común sentir un aleteo en el pecho, falta de aliento, fatiga o sudoración.

¿Cuáles son las causas?

Según los especialistas, las arritmias cardiacas aparecen por alguno de estos tres motivos:

  • El impulso eléctrico no se genera de forma adecuada.
  • El impulso eléctrico se origina en un sitio erróneo.
  • Los caminos para la conducción eléctrica están alterados.

Por su origen, las arritmias pueden ser supraventriculares, cuando se presentan en las aurículas, o ventriculares, cuando ocurren en los ventrículos. Por otro lado, también se diferencian por su frecuencia cardíaca: taquicardias o bradicardias.  Por último, existen dos tipos de arritmia según su modo de presentación: crónicas o paroxísticas.

¿Cómo es el tratamiento?

El pronóstico dependerá del tipo de arritmia y del estado de salud del paciente. A nivel general, las arritmias de frecuencia lenta tienen un pronóstico favorable al si se tratan de forma adecuada. Entre las taquiarritmias (rápidas), las supraventriculares son las que tienen mejor pronóstico. No obstante, algunas como la fibrilación auricular presentan riesgo de producir accidente cerebrovascular.

En cuanto a su tratamiento, para las bradicardias puede ser necesaria la colocación de un marcapasos para estimular la actividad eléctrica del corazón. En el caso de las taquicardias, es realmente importante ir a la raíz de los factores de riesgo.

Los tratamientos pasan por medicamentos que regulan el ritmo cardíaco normal o maniobras vagales cuando se trata de una arritmia supraventricular, que buscan afectar al sistema nervioso, que es el encargado de controlar el ritmo cardíaco.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento